Los jugadores del Betis celebran un gol en el duelo ante el Espanyol
Los jugadores del Betis celebran un gol en el duelo ante el Espanyol

Betis-Espanyol: Lluvia de goles para mantener vivo el sueño

Partido coral de los de Setién, en el ataque y la defensa, que se lanzan decididamente a seguir luchando por jugar la próxima campaña en Europa

Por  10:06 h.

Cuarenta y tres puntos a falta de nueve jornadas para el final de LaLiga Santander. Octavo clasificado, empatado con el séptimo, el Gerona, que juega hoy en el Bernabéu frente al Madrid, a uno del sexto, el Villarreal, que recibe al Atlético de Madrid, y a dos del quinto, el Sevilla, que también disputa este domingo su partido, en su caso frente al Leganés en Butarque. El Betis jugó anoche en el Villamarín su mejor partido de la temporada, tanto en labores defensivas como en el ataque frente a un Español que llegaba a Heliópolis después de siete jornadas sin perder. Tres goles a favor, como ante el Alavés, pero esta vez consiguió dejar su portería a cero, lo que además hace mejorar la diferencia de goles, que visto cómo está la competición puede ser importante al final del curso. Con el partido de ayer, los verdiblancos vuelven a dar un paso al frente y se lanzan decididamente a luchar por conseguir un puesto que la próxima campaña ofrezca la posibilidad de disputar la Liga Europa, a poder ser evitando incómodas rondas previas a finales de julio. Los de Setién encadenan de nuevo dos victorias seguidas y dieron muestras de solidez, control absoluto del partido desde el minuto uno hasta el noventa, pegada y seguridad defensiva, este último aspecto sujeto muchas veces a debate por aficionados y medios de comunicación. Ya nadie esconde el deseo de que el próximo curso el nombre del Real Betis Balompié vuelva a los sorteos europeos, para gloria de unos aficionados, más de treinta y un mil anoche con una climatología muy adversa en Sevilla, que tienen muchas ganas de volver a viajar por el vetusto continente acompañando y animando a su equipo. Pero para ello, los de Setién deben seguir la racha iniciada el pasado lunes en Mendizorroza y continuada en Heliópolis ante un Español que notó demasiado el golpe del primer gol bético. Por el momento que vive el equipo de Setién, el parón puede ser incómodo, pero a buen seguro que al preparador cántabro le viene bien para recuperar efectivos a la causa de cara al tramo final de la competición. Las próximas cuatro jornadas, ante el Getafe, el Eibar, el Gerona y Las Palmas. Pero eso ya vendrá, a partir del 2 de abril.

En cuanto al partido, el cuerpo técnico bético diseñó una tela de araña que hizo incapaz el encuentro para los de Quique Sánchez Flores. El Betis volvió al dibujo de tres centrales, con la vuelta de Amat al once, los dos laterales muy profundos en su carril respectivo, el regreso de Guardado al centro del campo y la posición de Boudebouz, por dentro y con una tremenda movilidad. En la primera media hora, los de Setién no se aburrían de tanto tocar la pelota y ahogaron a un rival que no dejó ni una sola vez de gol a sus artilleros, Baptistao y Gerard Moreno, que pasaron desapercibidos por el Villamarín. En la defensa, trabajo perfecto. Mandi vuelve a ofrecer una versión en la que mejora en cada partido y Bartra siguió a su grandísimo nivel -aunque Lopetegui no lo vea-. Hasta Amat cumplió y cuajó un buen partido ante el equipo que le dio la oportunidad de debutar en Primera. Más adelante, nuevo partido inmenso en sus labores de Javi García, robando, distribuyendo al compañero más cercano sin complicaciones y siendo uno más en la presión. En el ataque, el Betis se movió al son que marcó Fabián. Nuevo gran partido del canterano, que está para ir a la selección española absoluta. El canterano combinó siempre al primer toque, casi siempre con Guardado y Boudebouz. El argelino fue el mejor de un partido en el que el chaparrón de fútbol, al margen de la lluvia caída sobre el partido, quedó reflejado en el marcador final.

Los goles fueron los que plasmaron en el marcador todo lo bueno realizado por el equipo bético sobre el césped. El primero, obra de Junior. Boudebouz centró desde el pico del área al segundo palo, Granero no cerró bien y despejó aún peor y el dominicano cabeceó delante de un Pau López, que pudo hacer mucho más. El meta gerundense visitó la que será su futura casa a partir del próximo 1 de julio y hasta el año 2023, pero su actuación dejó mucho que desear. Con el uno a cero se fue el partido al descanso. Luego, en el inicio de la segunda parte, llegó el tanto del ‘10’ bético. Y para cerrar la cuenta, tanto para otro protagonista, Francis, que celebró su primer convocatoria con la selección española sub 21 con su debut goleador en la máxima categoría del fútbol nacional. Sólo en los últimos minutos, y ya con el carrusel de cambios, tuvo algún acercamiento sin peligro el Español hacia la meta de Adán, que vivio su partido quizás más tranquilo del curso. Final. Fiesta. Alegría en el campo y en la grada. Sensación de querer más. El Betis juega y compite bien y comienza a mandarle un mensaje a sus rivales de que Europa es un sueño que puede ser posible.

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

@JSevillano83

Periodista deportivo, escribo en http://t.co/ERTftMrtAv http://t.co/vdsWcQ6hNn y ABC de Sevilla
En breve, las declaraciones de Setién antes del Atlético de Madrid-Betis en @AFDLP https://t.co/hLtJsRd3HF - 4 horas ago