La Fundación apoya al “cuerpo técnico y plantilla” a pesar de “la situación caótica”

Por  20:23 h.

La Fundación Heliópolis ha querido manifestarse en el día de hoy, después de los acontecimientos de anoche en los que el consejo decidió convocar la Junta Extraordinaria para el 30 de noviembre, así como iniciar los pasos previos para la Ley Concursa. El comunicado es el siquiente:

Desde La Comisión Ejecutiva de la Fundación Heliópolis deseamos expresar las siguientes consideraciones ante los últimos acontecimientos que giran sobre el Real Betis Balompié S.A.D.:


En primer término, reiterar una vez más un llamamiento a la unidad de todo el beticismo en torno a un objetivo unánimemente compartido: Un Betis de los béticos, propiedad de los béticos y gestionado por béticos. Unidad en torno a ese objetivo y frente a quienes se muestran como lo opuesto al Betis y al beticismo: los miembros de un Consejo que no solo no son representativos del Betis en sentido moral o social, sino que hoy por hoy no representan más de un 3% en términos accionariales, una nula legitimidad bajo la cual no obstante siguen amparándose para usurpar el (des)gobierno de los intereses de Entidad.


En segundo término, manifestar nuestro expreso apoyo a los administradores de las acciones inhabilitadas designados por la
titular del Juzgado de Instrucción 6 en el marco de unas medidas cautelares que cada vez se están mostrando más necesarias desde el punto de vista de los intereses de la sociedad (en situación ya reconocida de quiebra técnica, como reiteradamente viene advirtiéndose desde los colectivos béticos) y de los intereses de sus accionistas y abonados. Reiterar igualmente nuestro pleno apoyo a las asociaciones Por Nuestro Betis y Béticos por el Villamarín, cuyos pactos de sindicación ya aglutinan más de un 25% del capital social que en estos momentos goza del pleno ejercicio de sus derechos, convirtiéndose en los actores principales para reclamar y hacer posible un Betis de todos los béticos.


Por último, unirnos al deseo del conjunto del beticismo en el sentido de que lo deportivo se vea lo menos afectado posible por la situación caótica en lo institucional y lo económico a la que este Consejo se empeña en condenar al Betis. No solo desde la confianza una vez más en la fuerza del auténtico Betis, ese millón de personas que componen su único patrimonio, sino depositando todo nuestro apoyo y ánimo hacia la difícil labor del entrenador, cuerpo técnico y plantilla ante la temporada que ahora comienza y que debe llevar a donde le corresponde a uno de los primeros clubes de España en masa social.

Viva el Betis Libre. Viva el Betis Manque Pierda.

Redacción

Redacción