Goitia, el único superviviente

Por  22:54 h.

Una prueba de la revolución que ha vivido el Betis durante el verano es que del once que comenzó la temporada pasada al que hoy alineará (si no hay novedades de última hora) Mel ante el Granada hay diez cambios. Sólo se mantiene el portero, Goitia. El resto; entre bajas, lesiones y decisiones técnicas, es diferente. Según lo probado durante la semana y tras los últimos partidos de preparación, Mel apostará por Goitia; Isidoro, Belenguer, Dorado, Nacho; Caffa, Iriney, Salva Sevilla, Momo; Rubén Castro y Jorge Molina. La pasada campaña, Antonio Tapia apostó en la jornada inaugural ante el Córdoba por Goitia; Damiá, Melli, Carlos García, Fernando Vega; Juande, Sunny; Odonkor, Sergio García, Juanma; y Pavone. De ellos, quitando al portero, sólo siguen en la plantilla Fernando Vega, Juanma, Juande y Odonkor. Los dos últimos están lesionados y los primeros serán suplentes, como se puede leer en ABC de Sevilla.

Mientras, el Betis sigue para continuar modificando la plantilla. Espera la confirmación del cierre de la operación que hará que Sebastián Ribas llegue y aguarda la respuesta del brasileño Chico, un mediocentro zurdo que también puede actuar de defensa y por el que ya hay un acuerdo con el Atlético Paranaense. «Hace unos días recibimos una propuesta, lo acordamos todo el viernes y le liberamos para que negociara con el Betis. Ahora todo depende de Chico y si tienen un acuerdo, debe marchar a España», señaló Marcos Malucelli, el presidente del club brasileño. Así, aún resta que el futbolista dé su coformidad al traspaso, que estaría valorado en una cantidad que ronda el millón de euros. Con Ribas (aunque algunas informaciones desde Francia negaban que el acuerdo fuera posible, pero en el club heliopolitano lo dan ya por hecho) y Chico, el Betis prácticamente cerraría su plantel, aunque esto no se puede afirmar de manera rotunda puesto que habrá más salidas. Se siguen tratando las marchas de Emana y Nelson.

Por el primero se espera recibir una cantidad importante de dinero y nadie duda de su marcha en los próximos días, mientras que la operación por el segundo debe ser retomada en breve para que vaya cedido a Osasuna. Las diferencias, como avanzábamos ayer, son referentes al salario del futbolista y quién se hará cargo de él. El club navarro pretende que el Betis asuma un tercio de la ficha pero los verdiblancos sólo aceptarían una cesión limpia, ya sea que el lateral renunciara a parte de su salario u Osasuna lo abone todo. José Antonio Camacho es el máximo valedor de Nelson, ya que coincidió con él en su etapa en el Benfica y sabe que puede sacarle mucho rendimiento en el equipo pamplonés para suplir la importante marcha de Azpilicueta al Olympique de Marsella.