La Fiscalía pide alertar a la Federación de la supuesta compra de partidos del Hércules

Por  6:58 h.

La historia es larga y difícil de seguir, pero hay que explicarla porque sus consecuencias son, por el momento, impredecibles. El asunto está enmarcado en el llamado «caso Brugal». Se trata de una trama que el titular del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Orihuela, Carlos San Martín, investiga desde hace tres años y que parte de la adjudicación de la planta de basuras de la comarca de la Vega Baja a una UTE (unión temporal de empresas) en la que se integraba una sociedad del máximo accionista del Hércules, Enrique Ortiz. Entre otras medidas, el juez San Martín ordenó en su momento la vigilancia de las conversaciones telefónicas de los implicados en el caso, y de ahí sale, por casualidad, que Ortiz, presuntamente, habría negociado la compra de partidos en los últimos meses para conseguir el ascenso a Primera del Hércules, que al final fue una realidad, según se puede leer en ABC de Sevilla.

El juez, entonces, dividió la causa en diferentes piezas al encontrar indicios de diferentes irregularidades, y una de ellas se refería a los partidos del equipo alicantino, asunto concreto del que decidió el 12 de julio inhibirse por motivos de competencia territorial. Y en el día de ayer el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana comunicó el archivo de la causa a través de una nota que textualmente decía: «El titular del juzgado de Instrucción número 7 de Alicante ha acordado la incoación y archivo de la causa derivada de las Diligencias Previas 851/07, actuaciones que fueron remitidas por el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Orihuela para investigar presuntas irregularidades del Hércules CF. En una resolución dictada hoy —ayer para el lector— y que ya ha sido notificada a la Fiscalía, el juez, que no consideró mantener el secreto de las actuaciones, ha acordado el sobreseimiento de las mismas al entender que los hechos no son constitutivos de delito».

El Ministerio Público se mostró de acuerdo con esta resolución porque según el Código Penal vigente el «amaño» de partidos, efectivamente, no sería considerado como delito, pero entiende que sí se podría haber vulnerado claramente la Ley del Deporte, y entonces instó al titular del número 7 de Instrucción de Alicante, José Luis de la Fuente Yanes, a dar parte del asunto a la Federación Española de Fútbol y al Consejo Superior de Deportes para que investiguen las circunstancias del ascenso del Hércules a Primera en virtud de los indicios encontrados por el juez desde aquellas conversaciones telefónicas del máximo accionista herculano. De las pesquisas de la Justicia se infieren incluso futbolistas de los equipos rivales del Hércules que presuntamente habrían sido contactados para conseguir que el conjunto alicantino se asegurara los puntos para ascender.

De hecho, ya salen nombres de posibles futbolistas que fueron comprados, como se puede leer hoy en La verdad de Alicante: "Según fuentes próximas a la investigación, unas escuchas telefónicas destaparon que el portero del Córdoba Raúl Navas podría haber percibido dinero por propiciar la derrota de su equipo frente al Hércules en la jornada 36, celebrada el pasado 10 de mayo en el estadio alicantino. El partido acabó 4-0 a favor de los locales".

Redacción

Redacción