El temor a incidentes reducirá la presencia de cadistas

Por  4:53 h.

El Betis-Cádiz de este sábado, por desgracia, está siendo noticia por el recuerdo de los incidentes que se produjeron en el partido de la primera vuelta protagonizados por los ultras de ambos equipos y que despertaron la atención de los medios de comunicación, así como el lamentable historial de enfrentamentos entre Brigadas Amarillas y Supporters Sur en los duelos recientes entre ambos equipos y el filial bético y el titular cadista. Ante este hecho, hoy debe confirmarse que el partido será declarado de alto riesgo y habrá una presencia mucho menor de aficionados amarillos el sábado en Heliópolis, como se puede leer en ABC de Sevilla.

Una constatación de este hecho son las declaraciones que el presidente de la Federación de Peñas cadista, José María Pavón, realizó al diario La Voz de Cádiz a este respecto. «A título individual, aconsejo que no se vaya al Ruiz de Lopera para evitar posibles incidentes y porque el partido puede verse por televisión», señalaba el dirigente de una federación que, después de tratar este asunto en una asamblea reciente, ha optado por no organizar viajes de autobuses hacia Sevilla para evitar verse implicados en presumibles incidentes. Sin embargo, el Cádiz pondrá hoy a la venta en el Ramón de Carranza 400 entradas, según fuentes del club amarillo. De esta manera, la mayoría de cadistas que acudan a Heliópolis lo harán de manera individual. Hoy mismo se comenzará a planificar la seguridad del evento en la sede de la Policía Nacional en Blas Infante en una reunión de la cual debe salir la catalogación de partido de alto riesgo que suele darse en este tipo de duelos regionales.

El caso es que los hechos violentos recientes entre radicales de ambos equipos, las cargas policiales al término del duelo en Cádiz a los hinchas béticos y los muy negativos precedentes recientes con la visita del Rayo (también hubo graves incidentes en Vallecas en el partido de la primera vuelta) provocan que haya cierta tensión a la hora de referirse a la seguridad de este encuentro que debería servir como hermanamiento entre aficiones tan cercanas. Ocurre que el precio de las entradas también ha sido objeto de críticas por parte de la afición cadista, aunque desde el Betis se defiende que es el mismo que se aplica para todos los partidos en casa. Es decir, en una horquilla entre los 15 euros de la más barata y los 60 de la más cara. Está por ver cuántas entradas de las 400 que pondrá hoy a la venta el Cádiz serán compradas por sus aficionados y qué ambiente se vivirá el sábado en un duelo deportivamente muy importante para ambos equipos por la dispar situación clasificatoria de ambos, ya que el Betis se juega el ascenso y los amarillos quieren evitar el descenso.