López Catalán, Haro y Sanguino, ante la notaría (Foto: M. J. López Olmedo).
López Catalán, Haro y Sanguino, ante la notaría (Foto: M. J. López Olmedo).

El Betis de los béticos y la paz social

Galera, Herrera, Montero, Caro y los hermanos Marín completan el reparto de acciones de la subasta y finalizan al proceso de atomización tras el pacto

Por  5:09 h.

El final del proceso ha llegado. Tantos años de lucha por parte de muchísimos béticos ha provocado que el control mayoritario de su club esté atomizado. Un 55 por ciento está controlado por accionistas que tienen menos de un uno por ciento de los títulos. Ninguno posee más del diez y la correlación de fuerzas está proporcionada. Era el objetivo trazado desde hace más de una década por las asociaciones que han sido el motor de toda esta historia (Por Nuestro Betis, Béticos por el Villamarín y Liga de Juristas Béticos) y rematado por el consejo actual, liderado por Ángel Haro y José Miguel López Catalán. Tras la enorme demanda hacia las acciones baratas, cubiertas en su primera y única ronda, restaba un 5,2 por ciento de las denominadas caras (476 euros por participación, en cinco lotes de 1.000 y uno de 1.004) que fue objeto de subasta. Se confirmó que los que optan a los lotes que conforman este porcentaje son béticos como Hugo Galera (y familia), Carlos Herrera, Mariló Montero, Joaquín Caro Ledesma y la familia Marín Larrea. Queda pues el Betis lejos de la posición absolutista que mantuvo desde 1992 con el paquete mayoritario que arrasaba con el resto y sin el riesgo de las inversiones extranjeras que tanto cotizan hoy en día. La idea de un Betis de los béticos, porque todos los que han suscrito las acciones lo son, y no sólo de un bético ya es una realidad.
El acto de la apertura de sobres se produjo ayer en la notaría de Lledó y Seda, justo donde se firmó el pacto de julio de 2017 que dio pie a este reparto. Asistieron Ángel Haro, presidente del Betis;José Miguel López Catalán, vicepresidente; Ernesto Sanguino, consejero; Federico Martínez Feria, director general; Francisco Galera (hijo de Hugo Galera); Julián García de la Borbolla (en representación de otros accionistas que han pujado); y una persona en nombre de Caro Ledesma.

Julián García de la Borbolla, en la notaría (Foto: M. J. López Olmedo).

Julián García de la Borbolla, en la notaría (Foto: M. J. López Olmedo).

Después del reparto entre más de 13.000 béticos del 31,38 por ciento de las acciones quedaba el 20 de las caras que fue adjudicándose entre actores de referencia como Ángel Haro, José Miguel López Catalán, Joaquín Caro Ledesma, Joaquín Sánchez o Lorenzo Serra Ferrer. En esta última ronda se ha incorporado con una apuesta importante Hugo Galera y su familia, que han pujado por el máximo permitido en esta fase, con lo que pueden incrementar su poderío accionarial hasta que sea superior al siete por ciento. El mapa accionarial se conocerá el lunes una vez se levante acta de la adjudicación definitiva tras comprobar la asesoría jurídica del club toda la documentación presentada. La participación de Galera, que ya intervino en la compra del derecho de suscripción preferente, algo que levantó polémica en su día, cierra las puertas a cualquier litigio futuro, como había anunciado, contra las decisiones de la junta de accionsitas sobre el pacto y este reparto. Además, su inclusión entre los inversores en las acciones caras equilibra su posición general. Aunque este hecho no variará la posición judicial de Béticos por el Villamarín en los procedimientos contra Manuel Ruiz de Lopera y Farusa en el penal y mercantil. Galera mantendrá ahora una postura «vigilante» pero «no de oposición», según fuentes cercanas al expresidente verdiblanco.

Galera concurrió al máximo, mientras que el periodista Carlos Herrera, Mariló Montero y los hermanos Marín Larrea (Antonio y María del Carmen, farmacéutico y abogada) concurrieron por menos cantidad, al igual que Joaquín Caro Ledesma, de Antea Corporación, que con esta apuesta, si se concreta que su puja tiene éxito, se acercaría al cuatro por ciento de las acciones y tendrá sitio en el consejo en la inminente remodelación.
A la espera del reparto definitivo, los principales accionistas del Betis son Ángel Haro y José Miguel López Catalán, con un diez por ciento cada uno, mientras que Hugo Galera y familia, que tendría un paquete superior al siete, está por delante de Manuel Castaño, que también ronda esa cifra. Ya por debajo, Caro Ledesma, con más del tres si en la subasta obtiene las acciones por las que ha pujado, y , familia Salas Tirado y Joaquín Sánchez, con un dos. Ya con un uno, Lorenzo Serra Ferrer, Ozgur Unay… Aumentan su importancia las peñas, ya que muchas acudieron a comprar acciones en su momento. Un reparto que garantiza cierta estabilidad pero con la existencia de contrapesos relevantes.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
Un detalle que indica la atención, colocación y lectura de la jugada de @aissamandi23 https://t.co/J6Siw9PxmT #Betis - 3 horas ago