«Me estoy reencontrando con mi fútbol después de la lesión y eso ya es un triunfo»

Por  1:18 h.

La recuperación de Mehmet Aurelio no sólo ha sido una de las grandes noticias para el Betis en los últimos tiempos, sino que ha servido para que el bloque de Víctor Fernández dé un salto futbolístico sustentándose en un jugador de categoría que ha superado otra gravísima lesión, algo que muchos no creían, y que se está convirtiendo en la referencia en el centro del campo y en un líder dentro y fuera del terreno de juego, como se puede leer en ABC de Sevilla.

«El ambiente ha cambiado bastante en el Betis. Estamos en un buen momento para la plantilla y para la afición. Todos estamos felices. Con estas victorias el equipo está con más confianza, más alegre, pero debemos mantener la pegada y seguir con humildad, pensando siempre, eso sí, que podemos. Con Víctor han cambiado muchas cosas. Ha sido una transformación impresionante», señalaba el jugador turco-brasileño tras su visita en la mañana de ayer al colegio Manuel Canela, de la sevillana barriada de La Oliva. Y justificaba el razonamiento sobre el nuevo entrenador: «Con el cambio llegó Víctor con su nueva filosofía de juego y el ambiente es diferente. Con las victorias la mentalidad también ha mejorado y eso se nota».

En todo caso, el medio bético solicita paciencia. «Falta mucho, son catorce partidos. Demasiado tiempo. Debemos continuar con humildad. Lo mejor sería mantener la pegada y el mismo nivel de fútbol para lograr nuestro objetivo. Por mi experiencia no podemos obsesionarnos con la tercera plaza. Tenemos que ir paso a paso y considerar cada partido como una final. Con eso quiero decir que no sólo tenemos que fijarnos en el tercero, sino en el primero, o en el segundo. Espero que mantengamos el nivel en todos los partidos, empezando por los dos próximos en casa, que son muy importantes», señala Mehmet Aurelio, quien valora el respeto con el que ahora atienden los rivales al Betis: «Está claro que todos los que juegan contra nosotros nos respetan mucho ahora. Los resultados han hecho que antes de los partidos piensen más que nosotros. Cada vez hablan más del Betis…».

Sin embargo, pretende el turco blandir un freno a la confianza que puede desatarse después de los tres triunfos consecutivos. «Aquí no hay nada ganado. Todos los partidos van a ser difíciles. En nuestro estadio, también. Insisto en que debemos ir con humildad, pensar siempre que vamos a jugar un gran partido y respetar al adversario, que es lo más importante de todo esto», continúa.

Y su situación personal. Se ha llevado el Betis toda la temporada esperando a un futbolista como Mehmet Aurelio sin tener la seguridad de que volviera a ser el mismo, pero poco a poco lo está consiguiendo. El turco-brasileño está satisfecho pero no es capaz de calibrar en qué estado exacto está: «No soy matemático para dar un porcentaje de cómo estoy, pero me veo bien. Cada partido me encuentro mejor y eso me da confianza». Y es que, siguiendo con la humildad que le caracteriza, no quiere vincular su regreso a la buena racha del equipo: «Puede ser una casualidad. Lo importante es ganar, no que yo rinda más o menos». Pero sí es consciente Mehmet Aurelio de que había dudas sobre cómo iba a reaparecer y si su estado físico le iba a permitir desarrollar el mismo fútbol con el que brilló en su primera temporada en el Betis y el que le llevó al primer plano internacional. «Gracias a Dios soy el mismo y eso también es fruto de un trabajo fuerte de recuperación. Mantengo mi fútbol y yo también estaba esperando llegar a este momento. Pasé por momentos difíciles pero creo que ahora me estoy reencontrando con mi fútbol. Considero que es un triunfo personal. Me siento muy satisfecho de eso. A todos nos gusta jugar bien y ahora vuelvo a sentirme importante. Todo es gracias a Dios y a mi familia».

El retorno a la selección

A principios de mes, Mehmet Aurelio volvió a una convocatoria con la selección turca después de muchísimo tiempo. Su lesión le impidió estar en los partidos que decidían la presencia en el Mundial pero este regreso le ha generado una gran satisfacción: «Me da mucha alegría y confianza haber sido convocado de nuevo y haber jugado el otro día de titular. Hacía mucho tiempo que no iba con la selección, casi un año, y en este tiempo nos hemos quedado fuera de ir a Suráfrica. Ahora me he reencontrado con mis amigos de la selección y eso me proporciona un poco más de motivación. Y si el Betis está ganando, pues mejor todavía». Y, por último, no quiere pronosticar cuándo llegará el ascenso: «Vamos a esperar, vamos a pensar ahora en el Castellón para el lunes y después, ya veremos. Poco a poco».