Pavone: «Me quedo con más ganas de ayudar al equipo que nunca»

Por  1:08 h.

Fue uno de los protagonistas de la frenética jornada de cierre de mercado. Se dio por hecha su venta al Catania por unos 2,7 millones de euros. De hecho, el club italiano lo dio como oficial. Él se mantuvo pegado al teléfono todo el día, esperando noticias de sus agentes consciente de que la operación podía cerrarse en cualquier momento. Su traspaso estuvo hecho pero el Betis lo frenó al no conseguir atar por completo a Ewerthon. Pavone se queda y lo hace sin rencores y sin frustraciones. «Yo ya tenía pensado que iba a seguir en el Betis y así llegué de las vacaciones navideñas en Argentina. No creía que fuera a hacerse nada en este mercado y así ha sido. El último día el acuerdo estuvo cerca pero las cosas no están cerradas hasta que no se firman. Me quedo sin problemas porque sé que el Betis es mi casa y donde quiero estar», señala en declaraciones a ABC.

Y es que se han podido levantar muchas suspicacias acerca de su implicación ahora que no ha podido irse. No es la primera vez que Pavone ha estado rozando ser traspasado a otro club y quizás fue la más cercana porque prácticamente todo el mundo lo daba por hecho. «Es cierto que durante el día me dijeron que podía cerrarse y luego que no. Yo estuve tranquilo porque ocurriera lo que ocurriera iba a estar bien. Al final continúo en el Betis y eso no me entristece, ni mucho menos. Estoy en el club en el que quiero estar. Sí es cierto que en enero del año pasado o en verano hablé con Lopera para regresar a mi país y no pudo ser. Sigo teniendo en mente poder jugar el Mundial, pero esa oportunidad sólo es viable si juego en Argentina, donde tendría más repercusión para Maradona. No pasa nada, ni mucho menos. Yo estoy feliz aquí y, si cabe, me quedo con más ganas que nunca de ayudar al equipo a conseguir el ascenso», añade.

No habló Pavone estos días con Víctor Fernández sobre este asunto, ni siquiera ayer cuando ya estaba confirmada su continuidad. El técnico había expresado días atrás su voluntad de que llegara un refuerzo para el ataque, pero no ha sido así. «Si el club hubiera fichado a alguien para la delantera, entendería que quizás me hubieran traspasado, pero yo sigo aquí. Voy a intentar volver a hacer goles de nuevo porque quiero reivindicarme, recuperar el valor que tengo y mejorar mi horizonte. Estoy en el Betis y mi objetivo es ascender al equipo. Quiero marcar 15 goles y ayudar con eso. Yo no me voy a rendir por nada y tampoco estoy descentrado. Nadie va a poder decir eso. Tengo los cinco sentidos puestos en el Betis y eso es lo que importa ahora mismo», continúa el atacante argentino del Betis.

Se queda Pavone como el único nueve específico que queda en la plantilla bética tras la marcha de Dani. En él, Sergio García, Emana y Jonathan Pereira va a recaer todo el peso ofensivo. Ahora confía en poder recuperar la titularidad que perdió en el estreno de Víctor Fernández. «Quiero volver a tener un sitio en este equipo, como ocurrió en la pretemporada y en el inicio del Campeonato. No he pasado por mi mejor momento físico debido a una tendinitis que me está mermando bastante el rendimiento, que no me deja hacer lo que yo quiero en el campo, pero lo voy a superar y quiero estar ahí de nuevo. El domingo tenemos un partido muy importante ante el líder y quiero aportar para recuperar mi sitio y golear. Nadie va a dudar de mi implicación y mi profesionalidad. Estoy contento por seguir y sólo pienso en conseguir el ascenso, que es el único objetivo», sentencia.