La cantera y los fichajes, claves este año

Por  19:25 h.

Pepe Mel lo dejó claro desde el primer momento: “El Betis no tira ninguna competición, pero si tengo que elegir, me quedo con el ascenso”. Y lo cierto es que no la tiró, porque el técnico salió con un once mezcla de titulares, suplentes y canteranos. Sufrió en la primera parte y, de hecho se puso por detrás en el marcador, pero el grupo le supo dar la vuelta al marcador y continuar así en la competición del K.O. Las mejores noticias son que este equipo, a pesar de tener altibajos, siempre va a por el partido, así como que la cantera va a ser muy válida (atentos a Beñat) y que Emana será uno más. Lo único malo, la lesión de Jorge Molina, que puede trastocar todos los planes de Pepe Mel.

Real Betis 2 Salamanca 1
2 – Real Betis
Razak; Isidoro, Fran No, Dorado, Vega; Juanma (Caffa, min. 70) , Iriney, Beñat, Ezequiel (Israel, min. 59); Emana y Jorge Molina (Rubén Castro, min. 36).
1 – Salamanca
Bernabé; Arbilla, Zamora, Moratón, Goico; Héctor, Endika, Perico, Sarmiento; Juanjo y Kike López.
Goles
0-1, min. 41: Perico. 1-1, min. 50: Beñat. 2-1, min. 73: Rubén Castro
Árbitro
Pino Zamorano. Amonestó a Zamora, Moratón, Perico, Iriney, Goico.
Incidencias

Comenzó el partido muy bien el Betis, con un once mezcla de canteranos (4) y gente del primer equipo, con Emana como referencia. El delantero sacrificado fue Rubén Castro, quien aguardó su momento en el banquillo. En los primeros minutos se vio un Betis bastante parecido al de la primera jornada de Liga, pero pronto bajó la intensidad. Sólo quince minutos le duró la gasolina al equipo, que se vio superado por el Salamanca a partir de ese instante. Aun así, lo cierto es que ninguno de los equipos llegó con peligro al área rival, por lo que el juego se desarrolló en el centro del campo pero con muchos fallos. Parecía que la primera parte, a pesar del dominio visitante, iba a acabar con empate a cero, pero un fallo de Razak propició que el Salamanca se fuera con ventaja al descanso. El guardameta, que debutaba con el primer equipo en partido oficial, midió mal una salida al suelo y dejó el balón muerto para que Perico marcara. Para colmo, a pocos minutos del final, Jorge Molina recibió una entrada y tuvo que ser cambiado por problemas en la rodilla derecha.

Tras el descanso el conjunto verdiblanco salió mucho más enchufado, consciente de que se jugaba seguir en la Copa del Rey. En esta ocasión sí dominó el esférico desde el inicio, con Beñat como referencia a la hora de sacar el balón. Y precisamente el canterano fue el encargado de empatar en el minuto 50 con un auténtico golazo. El chaval se zafó de dos contrarios en el centro del campo y no se lo pensó para lanzar un zapatazo a la escuadra. El tanto no hizo más que animar a los verdiblancos, que continuaron buscando la portería en busca de darle la vuelta al marcador. Con Beñat dirigiendo y Emana y Rubén Castro muy participativos, el Betis lo intentó una y otra vez, pero el tanto no llegó hasta el minuto 73, cuando Fernando Vega se marchó por primera vez en el partido por la izquierda, centró al primer palo y Rubén Castró remató de cabeza. Se ponía así por delante el cuadro bético, que no bajó la intensidad y buscó el tercero. Tuvo varias ocasiones claras para terminar el partido con más tranquilidad, pero el gol no llegó, cosa que no impidió al Betis continuar en la Copa del Rey y que sus aficionados sigan ilusionados una ronda más.