El sprint final de Pavone

Por  4:43 h.

El argentino ha tenido varias lesionesLa temporada actual está siendo muy extraña para Pavone. En verano pidió marcharse pero Tapia insistió sobremanera para que se quedara. Él era su primera opción y frenó su salida. El futbolista acogió la decisión con agrado porque se iba a contar con él. Así fue y tuvo etiqueta de indiscutible en el arranque del Campeonato. Hizo goles, pero no tantos como se esperaban y poco a poco fue desapareciendo de las formaciones iniciales. La irrupción de Emana contribuyó a ello, con Sergio García siempre fijo en las pizarras. Hizo cinco goles pero su evolución se estancó, precisamente, hace una vuelta, en Cádiz. Desde entonces no ha marcado pero tiene un nuevo reto, un objetivo personal en mente. El colectivo está claro, el ascenso, pero por la mente del argentino está contribuir decisivamente a ello en el tramo final. Para eso, tras consultar con el propio Víctor y con los servicios médicos del club, está haciendo una minipretemporada que le dejará en perfectas condiciones quizás para jugar ante el Celta y seguro frente al Elche. Este sábado será baja, como se puede leer en ABC de Sevilla.

Está trabajando mañana y tarde entre semana el argentino y el sábado y el domingo lo hará sólo en una sesión. Hace carrera continua y ejercicios de gimnasio, e intenta no perder el nivel físico, aunque le faltará fútbol. Se probará la semana próxima y su reintegración debe ser progresiva. No es un caso igual al del resto el suyo, puesto que su concurso tiene que ser decisivo en el tramo final. No llegó un delantero en el mercado invernal porque desde el club se contaba con Pavone para ejercer de nueve y el equipo está echando de menos un jugador de sus características en las últimas jornadas. Víctor no tiene variantes ofensivas y ha tenido que recurrir al canterano Sergio León. Lo que se espera con Pavone es que vaya recuperando el ritmo poco a poco, que esté en plenas condiciones para las ocho o siete últimas jornadas y que pueda darle el relevo sin traumas a Emana cuando éste se marche con su selección para disputar el Mundial. Sin embargo, aún deben ir con cuidado porque las molestias no han remitido en mucho tiempo y una recaída puede derivar en rotura, con lo que estaría hasta tres semanas más parado.

De hecho, Pavone ha encadenado pequeñas lesiones en los tendones del sóleo y el abductor que le han impedido completar la mayor parte de las sesiones de entrenamientos de los últimos dos meses. Ahora está tratando de recuperar el tiempo perdido y ser útil para el equipo en el tramo decisivo. Sabe que su futuro, sea en el Betis o en cualquier otro club, pasa por hacer un buen final de temporada con el que resarcirse de los sinsabores de una campaña que parecía que iba a ser diferente.