Un arranque para subir y que sólo mejoró Serra Ferrer

Por  2:30 h.

Betis: Víctor alecciona a los suyos desde la banda durante un partidoLos vientos soplan en otra dirección en Heliópolis. Tras la marcha de Antonio Tapia y el desembarco en el banquillo del Betis de Víctor Fernández todo parece diferente. El equipo juega de otro modo, los rivales comienzan a desinflarse y encima los resultados acompañan como hace tiempo que no se recuerda. El técnico maño, tras siete encuentros al mando de la nave heliopolitana, aún no conoce la derrota. Ha sumado cuatro victorias y tres empates, un bagaje que ha colocado a la entidad de las trece barras de nuevo entre las candidatas a ese ascenso que sonaba a pura utopía hace unas semanas, como puede leerse en ABC de Sevilla.

Pero, además, este rédito logrado en las semanas que lleva al cargo del plantel verdiblanco lo ha catapultado al segundo puesto de los últimos trece recambios que ha sufrido el Betis en el banquillo. Si hace unos meses alertábamos de la catarsis que provoca en un equipo una crisis en el cuerpo técnico, ahora hablamos de realidades contrastables, de datos objetivos que fijan en un abrumador 15 sobre 21 puntos disputados el rendimiento de Víctor desde que ha vuelto a Heliópolis. Estos resultados sólo fueron mejores en la 93-94. La victoria valía aún dos puntos y Serra Ferrer sumó 12 en sus primeros siete compromisos tras relevar a Sergio Kresic, con cinco triunfos (ante Marbella, Athletic B, Barcelona B, Badajoz y Murcia), un empate (ante el Palamós) y una derrota (en Toledo). Esto se traduciría con los tres puntos por victoria de la actualidad en un 16 de 21. Paradójicamente, el octavo encuentro fue ante el Castellón, rival el lunes de los béticos, con el que sólo empató a uno a domicilio.

A dos puntos de Serra se quedó el tándem Del Sol-Chaparro, artífices del último ascenso. Lograron 14 de 21, gracias a cuatro triunfos (Eibar, Murcia, Salamanca y Lérida), dos empates (en el derbi y ante el Leganés) y la derrota de su debut ante el Extremadura. Finalmente, tanto Serra como la citada dupla logró subir, por lo que los datos actuales de Víctor parecen marcar el camino. Ese mismo que ni Esnaola (siete de 21 en la 92-93) ni Mesones (diez en siete partidos en la 91-92) lograron encauzar y que Cardeñosa, con once puntos en seis partidos, sí enderezó en la recta final de la 89-90.

Clemente, «líder» en Primera
En la máxima categoría, y a pesar de su estilo de juego, Javier Clemente estuvo cerca de igualar los datos del de Sa Pobla cuando sustituyó a Vicente Cantatore en la 98-99. Logró trece de 21, con cuatro victorias (ante Salamanca, Real Sociedad, Oviedo y Tenerife), un empate (ante el Atlético de Madrid) y dos derrotas (ante Español y Mallorca). Datos parecidos sumó Luis Fernández, recambio de Jabo Irureta en la 2006-07. Hizo un doce de 21 que no pudo superar Chaparro al año siguiente, cuando cogió el testigo de Héctor Cúper (el trianero sumó once).

Peores son los registros de Esnaola, Hiddink, Nogués y José Luis Romero. El ex guardameta logró ocho puntos, por siete del holandés, nueve del «artífice» del descenso de la pasada temporada y sólo cinco del técnico de La Palma del Condado, que relevó a Cardeñosa en la 88-90 y que luego fue sustituido por el propio Esnaola.