«Esperé una llamada del Betis que nunca llegó»

Por  3:45 h.

Betis: Cygan trata de tapar a Emana en el choque de la primera vueltaEl ex del Arsenal y el Villarreal fue tentado en 2008 por el que este domingo será su rival pero nada se concretó. «Un empate no estaría mal, porque dejar al Betis a ocho puntos sería increíble», dice el central ahora en las filas del Cartagena, Pascal Cygan.

—¿Cuál es el secreto del Cartagena?
—Si se lo digo, no vamos a ganar el domingo (Risas). El secreto es el buen ambiente que hay entre los que hemos llegado nuevos y los que ya estaban en este equipo. La unión ha funcionado muy bien. Además, el entrenador y la afición están haciendo su labor y todo marcha de p… madre, con perdón.

—¿Lo que viven es un sueño o una realidad?
—Un poco de ambos. Menos el presidente, a principios de temporada todos pensábamos que el objetivo era mantenernos pero la verdad es que después de 25 jornadas vemos que en 23 hemos estado entre los tres primeros. Ya es una realidad. No es por suerte ni por casualidad. Ahora lo importante es mantenernos así en el tramo decisivo.

—Muchos pensaban que ustedes se iban a desinflar antes…
—Y nosotros. Creíamos que era difícil seguir ahí toda la Liga, pero estamos jugando bien, ganamos y cuando perdemos no lo aprovecha el resto. Sabemos que debemos tener cuidado con el Betis, Levante, Numancia y Rayo.

—¿Quién le iba a decir a usted después de dejar el Villarreal que podría jugar de nuevo en Primera el año que viene?
—Es el sueño del club y el mío. Al principio yo dudaba, como lo hacía la afición. Cuando llegué no sabía dónde estaba poniendo los pies. A pesar de la diferencia de este club con el Arsenal o el Villarreal estoy contento de haber llegado aquí. Siempre he dicho que lo más importante son los resultados.

—¿Le sorprende la situación del Betis?
—En parte sí, pero hay que tener en cuenta cómo viene el equipo desde el año pasado. Bajar siempre es difícil y hace casi imposible mantener el buen ambiente en todos los ámbitos. El Betis necesita un plan de juego, un entrenador que no diferencie entre sus futbolistas, conseguir jugar bien. Cuando un futbolista baja a Segunda, desciende su nivel de juego y eso es normal.

—Usted llegó a decir en 2008 en el Villarreal que el Betis le quiso. ¿Qué hay de cierto en aquella historia?
—Pues no sé si fue un interés real o un rumor de la Prensa o del club. Estuve esperando una llamada del Betis que nunca llegó.

—¿Le habría gustado haberla recibido entonces y cambiar su destino o está bien como está?
—Hombre, si pudiera conocer el futuro… La verdad es que así estoy bien, pero tampoco me habría parecido mal jugar en una plantilla como la del Betis.

—¿Cómo viven allí el partido? Porque aquí es una final.
—Queremos ganar, pero un empate no estaría mal porque sería increíble dejar al Betis a ocho puntos. Tenemos que aprovechar su ansiedad, apretar de inmediato, marcar rápido y que ellos duden, que bajen los brazos.

—¿Qué le parece el ataque del Betis?
—Sergio García es un futbolista internacional y si llegas a jugar por tu país quiere decir que eres un grande. A Jonathan Pereira lo conozco bien porque me he entrenado con él. Es un futbolista complicado de defender para mí porque es pequeño y vivo. El otro día marcó las diferencias con el penalti y debemos tener cuidado con él. Y Emana. Si sabemos cortar la relación que tiene con los dos de arriba le haremos mucho daño al Betis.

Lea la entrevista también en las páginas de deportes de ABC de Sevilla.