Gavilán, la gran esperanza del beticismo

Por  11:44 h.

Betis: Gavilán celebra esta temporada un gol con sus compañeros del BEn la cantera bética hay un exponente en el que muchas miradas están puestas. Manu Gavilán cumplirá la mayoría de edad el próximo doce de julio pero ya puede decir que es Campeón de Europa en la categoría sub-17, de la mano de Juan Santisteban. Hace casi dos años, en el Europeo de 2008, fue uno de los campeones, junto a Thiago Alcántara, del Barcelona, y Óscar Sielva, del Español, entre otros, venciendo en la final por 4-0 a Francia, partido en el que curiosamente el punta verdiblanco cerró la cuenta anotando el último gol.

Esta temporada Antonio Tapia ya se lo llevó a la primera parte de la pretemporada en Montecastillo, donde el chaval, junto a su compañero Damián, deslumbró y ambos llegaron a destacar en algún partido, lo que le hace ser la figura más honrosa que tiene actualmente la cantera heliopolitana. Después de Joaquín, han debutado en el primer equipo hombres como Isidoro, Toni, Israel, Juande y Rodri, pero está claro que desde el extremo de El Puerto la afición bética no se ha sentido tan orgullosa de un canterano como lo está de Manu Gavilán.

Llegó en edad infantil y tras una temporada cedido, volvió en cadete para quedarse y jugar en los escalafones inferiores. Los que lo han visto jugar hablan maravillas de él, aunque algunos mantienen todavía que podría estar un poco ‘verde’ para dar el salto al primer equipo. Es un delantero corpulento, que abarca mucho campo y destaca por su polivalencia, porque se adapta perfectamente al puesto de delantero centro, donde se coloca muy bien dentro del área con buenos movimientos hacia las bandas y gran remate de cabeza, como de media punta o, incluso, extremo por ambos lados. Tiene buena técnica y un buen regate.

Ahora, en una temporada dura y difícil para todos, el nuevo técnico Víctor Fernández quiere conocer al delantero, tiene buenos informes suyos. Desde esta semana realizará varios entrenamientos con el primer equipo para que vaya conociendo y se vaya adaptando al fútbol profesional de la máxima exigencia, aunque los fines de semana, de momento, seguirá jugando en el Betis B de Oli. El técnico maño, junto a su mano derecha José Luis Arjol, está muy pendiente del punta, ya que al no venir ningún jugador de esa posición en el mercado invernal y marchándose Emana en el último mes de competición, Gavilán se convertiría en un activo más del primer plantel, aún con las reservas que merece un jugador de tal juventud, al que hay que cuidar bastante. Este año ya conocemos los ejemplos de Iker Muniaín en el Athletic y Sergio Canales en el Racing de Santander, en Primera. Ojalá sea el tercer caso, aunque en Segunda, del debut otro joven con gran proyección, el de Manu Gavilán con la camiseta de las trece barras verdiblancas.