Lopera elige a Víctor Fernández para relevar a Tapia, que será destituido hoy

Por  3:00 h.

Betis: Tapia, junto al psicólogo del equipo, a la llegada anoche a SevillaLa derrota en el Ciudad de Valencia sentenció a Antonio Tapia. Ya había perdido la confianza de los rectores del club pero el tropiezo de ayer fue definitivo. En todo caso es probable que hoy dirija el entrenamiento matinal que él mismo ha programado, aunque quizás reciba una llamada desde el club antes de las 10.30. Sin embargo, su relevo ya tiene apalabrado un acuerdo con Lopera. Es Víctor Fernández, un viejo conocido de la casa bética que ya entrenó al primer equipo dos temporadas (2002-03 y 2003-04), y con el que se han mantenido contactos permanentes durante las últimas semanas hasta alcanzar un punto de encuentro definitivo tras el nuevo fiasco del equipo bético.

Las partes habían alcanzado un acuerdo el pasado viernes por el cual, según algunas fuentes, cobrará 500.000 euros de aquí a final de temporada y se embolsará un millón en caso de ascenso. Radio Sevilla había avanzado el nombre de Víctor Fernández como definitivo a la conclusión del partido y el propio entrenador reconocía acercamientos en su intervención en Estudio Estadio, el programa nocturno deportivo en el que ha estado colaborando hasta ayer mismo. «Sevilla es una ciudad muy futbolera y es un lugar en el que he trabajado de manera muy cómoda. Me agrada que se hable de mí para poder entrenar al equipo, pero no puedo decir nada más porque ahora mismo hay otro entrenador en ese puesto y tengo que respetarle. Habrá que esperar. Es una posibilidad. Por el momento estoy aquí y la semana que viene no sé dónde estaré».

Víctor Fernández se había convertido en una de las últimas opciones para Lopera, que ha deshojado la margarita de técnicos disponibles desde hace semanas. Se negoció sin éxito con Juande Ramos y se valoró hasta el final a hombres como César Mendiondo y Risto Vidakovic, pero fueron descartados por uno u otro motivo, principalmente por su juventud y falta de experiencia. La buena relación del aragonés con Lopera también ha influido en ello, a pesar de que sus dos temporadas en el Betis no fueron todo lo exitosas que se pronosticaron, sobre todo teniendo en cuenta que su antecesor, Juande Ramos, y su sustituto, Lorenzo Serra, tuvieron muchísimo éxito. Los equipos en los que militó Víctor, de 49 años, después del Betis fueron el Oporto (2004-05), donde no acabó la temporada, y el Zaragoza (sexto en la 2006-07 y destituido en la siguiente con el equipo duodécimo y que finalmente bajó).
De esta manera, Antonio Tapia será destituido hoy mismo después de dejar al equipo séptimo, con 30 puntos en 21 partidos y a cuatro de los puestos de ascenso. Eliminado de la Copa del Rey y con una imagen muy débil en los últimos partidos. De hecho, desde que comenzó 2010, el Betis de Tapia sólo ha ganado un partido, ante el Salamanca (1-0).

Lo más normal es que Víctor Fernández se traslade hoy o mañana hasta Sevilla para tener una charla definitiva con Lopera y sellar su vinculación con el conjunto bético. Su llegada también implicará un impulso definitivo a las contrataciones de futbolistas, ya que después de la de Jonathan Pereira es muy probable que Lopera reciba de la mejor manera posible al nuevo entrenador ofreciéndole refuerzos de garantías, lo que obligará a dar alguna baja.