La misma historia de siempre

Por  0:00 h.

Quinta derrota consecutiva del Real Betis Balompié lejos del Ruiz de Lopera y nuevamente se quedó sin marcar ante un rival medroso que se adelantó en el marcador en el sexto minuto de la segunda parte con un gran lanzamiento de falta de Rubén, que logró batir a Iñaki Goitia. El conjunto verdiblanco logró hacer en la primera mitad lo que en los últimos partidos fuera había sido imposible, que fue no encajar gol, pero todo se acabó con la infantil falta de Nacho que dio origen al tanto granota.

Betis: Carlos García intenta parar una jugada del Levante
Levante 1 Real Betis 0
1 – UD. Levante
Manu; Pau Cendrós, Héctor Rodas, Ballesteros, Cerra; Juanlu, Pallardó (Larrea, min. 15), Samuel (Iborra, min. 68), Xisco Muñoz; Rubén (Xisco Nadal, min. 79) y Javi Guerra.
0 – Real Betis
Goitia; Nelson, Carlos García, Rivas, Fernando Vega; Nacho (J. Pereira, min. 56), Iriney, Mehmet Aurelio, Caffa (Rodri, min. 56); Sergio García y Pavone.
Goles
1-0, min.51: Rubén.
Árbitro
Iglesias Villanueva (Colegio gallego). Mostró tarjeta amarilla a los locales Samuel, Pau Cendrós e Iborra, y a los visitantes Carlos García, Fernando Vega y Pavone.
Incidencias
Unos 10.000 espectadores en el Ciudad de Valencia, entre ellos unos doscientos seguidores verdiblancos. Se guardó un sentido y emotivo minuto de silencio por las víctimas del terremoto de Haití.

Algo mejor que en partidos anteriores fuera de casa salió la escuadra de Antonio Tapia en el Ciudad de Valencia, un equipo más junto en mediocampo y la zona de atrás y sin dejar prácticamente ni un hueco para que el rival pudiera pensar y hacer alguna jugada de peligro en contra. Eso sí, no hubo casi ocasiones importantes de gol. El míster verdiblanco dispuso que Mehmet Aurelio jugara por delante de la defensa y a su vez delante del turco Iriney y Nacho, dejando a Sergio García que cayera a la banda derecha. El catalán está para muy poco, siendo uno de los llamados a liderar al conjunto bético, apareció por primera vez en el descuento, en una buena jugada en la que se marchó de varios jugadores rivales, pero luego no logró concretar el último pase.

En cuanto a ocasiones, como decíamos pocas entre los dos equipos. Comenzó avisando el Betis, que estuvo mirando más a puerta contraria que a la propia, en una jugada de balón largo en la que Caffa dejó para Pavone un balón en ventaja de cabeza, y el delantero argentino, tras marcharse de Ballesteros, disparó desde fuera del área flojo y raso. Luego fue Nelson el que volvió a perder el balón ante Juanlu –extramotivado junto a Xisco- y el ex bético, tras hacerle un caño al caboverdiano, puso un centro hacia el interior del área donde Javi Guerra remató a la primera, aunque Goitia estuvo atento y atrapó el esférico. A diez minutos del final del primer asalto, un gran pase de Iriney a la espalda de la defensa local sobre el desmarque de Pavone, que se fue escorando hacia un lateral del área, se marchó bien con un par de recortes del meta y un defensor local y el centro del ‘Tanque’ hacia el punto de penalti, donde se encontraba Nacho para rematar, lo despejó la defensa del equipo granota.

Rubén acertó con la meta de Goitia
Pero lo medio bien realizado en los primeros minutos se vino abajo en el sexto minuto del segundo periodo. Nacho, el protegido de Antonio Tapia, provocó una infantil falta tonta en la frontal del área, escorada, cerca del pico izquierdo de la meta de Goitia, y Rubén, con un lanzamiento excepcional logró batir al meta vasco del Betis.

Y ahí se terminó todo. Ninguna solución en ataque. Desde el banquillo sí, porque Tapia hizo debutar a Jonathan Pereira, pero lo dejó entrando por la izquierda, en detrimento de Caffa, pero los recambios no surtieron ningún tipo de efecto en el interior del terreno de juego. Un equipo que hizo algo bien cuando el partido fue 0-0, pero que cuando se puso con el marcador en contra no supo reaccionar, se le ve muerto tanto con rivales directos, como con equipos pequeños como contra equipos grandes. La malísima racha de tres meses sin ganar fuera, se alarga a cinco partidos seguidos sin vencer lejos del Ruiz de Lopera, y lo que es peor, sin marcar ni un solo gol –los últimos, los dos de Cádiz en Noviembre).