Una única premisa: no tropezar con la misma piedra

Por  13:31 h.

A estas alturas de competición, cuando ya se sabe qué equipos están para tirar cohetes y qué otros están para guardarlos para mejor ocasión, sólo se les puede exigir lo mínimo que sus posibilidades técnicas, físicas y psíquicas puedan ofrecer. Por eso, eran muy poquitos los béticos que le pedían a su equipo una victoria ante el Real Madrid. Y por esta misma idea, son muchos los que sienten en verdiblanco que creen que hoy hay que ganar esté el viento soplando para el norte o para el este. Que hay que vencer como sea, vaya.

Porque el conjunto que visita el Ruiz de Lopera es el Murcia, nada del otro mundo si se echa un vistazo a la tabla clasificatoria. Lo que pasa es que el Betis también pulula por ese otro mundo, el de los equipos que batallan por no perder la categoría, por lo que el encuentro de esta tarde es más engañoso de lo que en un principio parece.A nadie se le escapa que el conjunto de Chaparro puede quedar después del choque de hoy a tres puntos de los puestos de descenso. Pero para eso hay que ganar. Tampoco es ajeno al saber del beticismo el que la de hoy es una ocasión propicia para hundir todavía más a un rival directo como es el que adiestra Lucas Alcaraz. Pero para eso hay que ganar. Y también entra dentro del conocimiento del aficionado bético la idea de que los tres puntos sacados ante los madridistas y el conseguido en Mallorca pueden tener hoy una continuidad que, para cualquier equipo que pugna por no bajar, le viene como agua de mayo en pleno mes de marzo. Pero para eso, de nuevo, hay que ganar.

Porque el Betis hoy debe ganar o, al menos, intentar que no se repita lo del día del Deportivo. Es imposible no extrapolarse a dicho partido porque las circunstancias son las mismas. Los heliopolitanos vienen de obtener dos buenos resultados y reciben a un enemigo más que directo, igual que aquel día, cuando se perdió. Por ello, los jugadores del Betis saben que no sacar esta tarde algo positivo sería volver a las dudas, a la desconfianza y al pesimismo, con el enorme trabajo que ha costado salir de ello. Igual que del descenso, al que no volvieron ayer los de Chaparro por "goal average". Sin duda, un acicate más para ganar.

Nada cambia, todo permanece

Como los resultados vienen siendo óptimos para los intereses verdiblancos, el trianero ha decidido llamar a los mismos que en los envites anteriores. De este modo, Lima, Babic, Xisco, Fernando, José Mari y Nano, lo de éste último comprensible por salir de una grave lesión, no han sido citados. En cuanto a la alineación, también será la misma que jugó ante el Madrid y el Mallorca, lo cual invita a pensar que una de las maneras para no tropezar de nuevo con la misma piedra sea, por ejemplo, con centros de Pavone desde la izquierda rematados por Edu en el segundo palo. Por ejemplo.