“El Betis de Víctor Fernández es la referencia de la categoría”

Por  0:30 h.
Narcís Juliá, en su etapa de segundo de Victor

Narcís Juliá, ex ayudante del entrenador bético en el Oporto y el Zaragoza, es hoy el técnico del Gerona, próximo rival del conjunto verdiblanco el sábado.

—Una tarde me llamó y me dijo. «Oye, que me voy al Oporto…». Lo felicité y me respondió. «Que no, que no, que te llamo porque quiero que te vengas conmigo». Yo era entonces el secretario técnico del Gerona y quería que me fuera como su segundo a Portugal. ¡Le dije que sí! Era el año 2004.
—Y así empezó su aventura con Víctor, ¿no?
—La primera vez que lo vi yo era jugador del Zaragoza. Víctor era entonces el segundo de Radomir Antic y empezamos a tener una buena amistad. Recuerdo que me llegó a comentar en varias ocasiones que cuando tuviera una buena oportunidad me llamaría para que me fuera con él.
—Y lo hizo.
—Sí, después también estuvimos juntos en el Zaragoza, durante una temporada y media.
—¿Y por qué no está usted ahora en el Betis?
—¡Ja! Esa es… A mí se me presentó hace unos cuatro meses la posibilidad de entrenar al Gerona. Lo primero que hice fue llamar a Víctor para explicarle la oportunidad que se me había presentado.
—¿Y qué le dijo?
—Que ni me lo pensara; somos amigos y sabía que iba a actuar así.
—¿Le llamó cuando se le presentó a él la ocasión de entrenar de nuevo al Betis?
—Claro, sí, me llamó muy ilusionado. ¡Y eso dice mucho de Víctor! A él le daba igual que el Betis estuviera en Segunda, él lo que quería, y se lo digo porque hemos hablado mucho, era volver a entrenar allí.
—¿Cómo es Víctor?
—Como se le ve, extrovertido, jovial, es muy positivo y eso lo traslada a sus equipos. Está todo el día pensando en el fútbol.
—Dicen quienes vivieron con él su primera etapa que ha cambiado en algunos aspectos.
—Puede ser. Todos maduramos. El otro día, creo que fue el viernes, estuvimos hablando y me comentó que estaba intentando que todo el colectivo se mantuviera con los pies en el suelo. Víctor está confiado y se le nota, pero es consciente de que ahora que ha encontrado el ritmo de la categoría, hay que ser pacientes.
—¿Cree usted que el Betis subirá?
—Totalmente, ahora mismo es la referencia de la categoría. Practica un juego que le viene fenomenal y los rivales ya saben que el Betis está muy vivo.
Con tres mediapuntas
—Defíname el juego de su rival el sábado.
—¡El juego que quiere Víctor! Con la figura de tres mediapuntas, con Pereira, Sergio García, Emana, también Juanma. Al Betis le gusta jugar por bandas y es lo que espero para el sábado.
—Si Víctor se fijó en usted sería porque comparte la misma idea de juego, ¿verdad?
—Sí, eso es así. Pero no espere que nos presentemos así en el estadio del Betis. Nosotros tenemos una necesidad muy distinta, que es la de salvarnos, y tenemos que ser muy prácticos.
—¿Se lo ha dicho a Víctor?
—No, no hace falta. Además, esta semana no hablaremos, está prohibido. Lo que sí quedaremos es después del partido. Tenemos que hacer noche en Sevilla y será un buen momento para ver a Víctor y Arjol (preparador físico).
Puedes leer esta entrevista en ABC de Sevilla