Salir descaradamente al ataque y la presión, las armas del domingo

Por  7:31 h.

Desde que Jaime Latre dio el triple pitido final en Cartagonova, el vestuario bético está deseando que llegue el duelo de este domingo ante el Rayo para confirmar su progresión. Este deseo, esta voluntad es compartida con gran parte de la afición, que ha recuperado un trozo de la ilusión perdida con los vaivenes que ha dado el bloque heliopolitano desde que arrancó esta procelosa temporada en Segunda división. Esas ganas, ese impulso también tiene su lectura futbolística y es que el cuerpo técnico prepara desde el martes al grupo para que tenga una salida fulgurante en el duelo de esta jornada. La pretensión es poner de cara cuanto antes el partido aprovechando la corriente positiva que ahora acompaña al equipo y el buen ambiente que se ha instalado en la afición, sobre todo en comparación con las semanas precedentes, cuando se le daba la espalda al equipo, como se puede leer en ABC de Sevilla.

Si el Betis de Víctor se ha caracterizado, precisamente, por tener unos buenos inicios de partido, quizás el del domingo ante el Rayo sea uno de los más importantes para confirmar tendencias, y así lo están viendo en el bloque heliopolitano. La intención es marcar pronto y ponerlo todo de cara para derrotar la resistencia del Rayo Vallecano y evitar los problemas de las semanas precedentes, cuando en las segundas partes los rivales heliopolitanos metieron el miedo en el cuerpo a los de Víctor. Además, la segura presencia en las gradas de muchos más aficionados de lo habitual debido no sólo a la última e importante victoria en Cartagena, sino a que el duelo no será televisado, también animará a los futbolistas para solucionar el escollo rayista. Las estadísticas señalan que los béticos son claramente favoritos en casa y, si consiguen ponerse por delante, el camino será casi diáfano, puesto que es el equipo que menos goles ha recibido en su propio feudo (sólo cuatro) en la presente temporada en la Liga Adelante.

Y todo esto puede tener un reflejo en la formación inicial que elija Víctor Fernández para medirse al Rayo. No sólo en el estilo de juego, que será realmente ofensivo y con mucha presión de las líneas arriba para atosigar al bloque vallecano y robarle el balón lo más arriba posible, sino nominalmente. En los planteamientos del cuerpo técnico ha estado el nombre de Pavone como novedad en el equipo titular debido a que la presencia del único delantero centro crearía más dificultades al Rayo. El único problema de esta posibilidad es que el técnico se quedaría sin más variantes de vanguardia en el banquillo al darlo todo desde el minuto uno.