Una botella vuelve a ser protagonista en el Ruiz de Lopera un año después

Por  15:09 h.

Real Betis: Desgracidamente, pareció algo similar hace un añoUna botella, al parecer de agua, ha vuelto a ser el protagonista indeseado en el estadio Manuel Ruiz de Lopera, un año después de la agresión de que fue víctima el técnico Juande Ramos, entonces en el banquillo del Sevilla FC. Porque un recipiente con este líquido impactó esta noche, durante el partido Real Betis-Athletic de Bilbao, en la cara del guardameta Armando cuando se jugaba el minuto 65, y el marcador señalaba un resultado de 1-2. En esta ocasión el presunto autor, cuyas iniciales responden a C.P.R., lanzó un envase desde la zona del gol norte que alcanzó en el rostro al meta Armando que cayó como fulminado al césped. El presunto autor del hecho, según un comunicado del club bético, no es abonado del Real Betis y, según la misma fuente, fue detenido de forma inmediata, sobre todo por la actitud de otros aficionados que lo retuvieron. Este incidente recuerda el que se produjo hace un año, el 28 de febrero del 2007, durante el partido de vuelta de cuartos de final de la Copa del Rey, entre el Real Betis y el Sevilla FC, cuando se jugaba el minuto 57, tras el gol del malí Kanouté. Entonces, también una botella fue lanzada desde las gradas, en aquel caso por un individuo desde la zona de tribuna de preferencia, y alcanzó en la cabeza al técnico manchego Juande Ramos. El colegiado Undiano Mallenco decidió suspender el partido, cuando Juande Ramos padecía un traumatismo craneoencefálico y fue retirado en camilla para, posteriormente, trasladado a un centro hospitalario de la capital andaluza. A consecuencia de aquella agresión, el estadio verdiblanco fue clausurado con tres partidos al ser considerados los hechos como “falta muy grave”. Según el presidente del Comité de Competición, Alfredo Flores, la sanción al Betis fue de tres encuentros “al tenerse en cuenta las medidas cautelares adoptadas, aunque insuficientes” pese a que “la sanción ordinaria reflejaba cuatro partidos”. El partido se reanudó posteriormente, ya el 20 de marzo y a puerta cerrada, en el estadio “Coliseo Alfonso Pérez Muñoz” de Getafe, para disputarse a partir del minuto 56, momento en el que se suspendió por la agresión al técnico manchego.

Redacción

Redacción