Feddal, en el momento de ser retirado en camilla tras su grave lesión con el Betis (Foto: J. J. Úbeda/ABC)
Feddal, en el momento de ser retirado en camilla tras su grave lesión con el Betis (Foto: J. J. Úbeda/ABC)

Calero: “El objetivo es que Feddal esté disponible para el primer partido de la próxima temporada”

"Si no se desequilibra en la caída, no se rompe el tendón", aseguró el jefe de los servicios médicos del Betis

Por  14:44 h.

Tomás Calero, jefe de los servicios médicos del Real Betis Balompié, habló en los micrófonos de Radio Marca Sevilla de cómo fue ayer la operación del tendón de Aquiles de la pierna izquierda de Zou Feddal, que el central marroquí se lesionó durante el choque del pasado sábado frente al Villarreal en el Benito Villamarín. Calero afirmó que “estas cosas hasta que no se abren no se pueden confirmar. Expones el tendón a la luz y vemos el alcance exacto de la lesión. En estos casos la lesión era como se esperaba, pero como nota positiva en este caso fue una sutura de término a término, se enlazaron las dos partes del tendón roto en la cirugía y confiamos en que todo vaya por buen camino. Dentro de lo malo, hay roturas de este tipo que suelen ser más complicadas, pero ésta no ha sido la peor, ni mucho menos”. Preguntado por los plazos, Calero respondió que “como todo, esto es un combate a tres o cuatro asaltos. Lo primero es que el postoperatorio vaya bien, el segundo que cuando se le quite la inmovilización y haga trabajo activo, el tercero que vaya aumentando las cargas poco a poco y el cuarto que y vuelva a calzarse las botas y pueda entrenarse. No habiendo afectado mucho la zona distal, en el quinto mes podría estar haciendo algo de trabajo en el campo. El objetivo número uno es que en el primer día de la pretemporada a ver en qué punto está, pero el objetivo es que esté dispuesto para el primer partido de la temporada, con las 5-6 semanas de pretemporada de margen que hay”.

Cuestionado por si la lesión se podía haber evitado, después de que el futbolista estuviera parado un par de meses entre octubre y noviembre aquejado de molestias en el mismo tendón de Aquiles lesionado, el doctor Calero quiso dejar claro que “si fuéramos capaces de tener esa capacidad de visión divina, no tendríamos trabajo prácticamente. La gente puede decir lo que quiera, aquí hay que respetar a todo el mundo. Si él no se desequilibra en la caída, no se rompe el tendón. El tendón no nos estaba manifestando nada negativo hasta el parón que tuvo, algún día daba mejor sensaciones, otros daba peores… pero para preveer lesiones habría que tener plantillas de 40 jugadores. ¿Recaídas? No lo podría asegurar, si la operación ha ido bien y la recuperación también cuántas reintervenciones de tendón hay, pues un porcentaje mínimo. Pero si me preguntas por la posibilidad de una recaída, no te lo puedo decir”.

Por último, Calero habló de la fuerza mental de Feddal ante el largo y difícil periodo de recuperación que le queda por delante: “Justo cuando terminó la intervención, le dijimos que se había acabado, y él nos dijo que un minuto tenía que recortarle a la recuperación. Sabe que la tarea que tiene es difícil, que los primeros 40 días son de tranquilidad, pero que a partir de ahí tiene una batalla y un compromiso para recuperarse. Tiene todas las garantías para recuperarse”, finalizó Tomás Calero.

Redacción

Redacción