Zozulia en un entrenamiento en Montecastillo (foto: Paco Martín)
Zozulia en un entrenamiento en Montecastillo (foto: Paco Martín)

El cambio de estrategia del Betis y el enfado de Zozulia

El ucraniano no viajó a Italia y su agente explota: «Roman no se merece todo esto»

Por  5:00 h.

A diferencia de otros veranos, el Betis tomó la determinación de no apartar a sus jugadores descartados y mantenerlos en la disciplina del equipo a la espera de que encontraran un nuevo destino, tal y como reconoció el propio Quique Setién hace tan sólo unos días. «Tratamos de ponerlos en el mercado para que el club se ahorre un dinero y ellos puedan continuar sus carreras en otro lado», afirmó el técnico cántabro. Sin embargo, a la dirección deportiva que comanda Serra Ferrer se le ha agotado la paciencia y ha cambiado de estrategia para forzar la salida de sus jugadores más prescindibles. Así se explica que Zozulia no haya viajado a Italia pese a que la convocatoria estaba formada por 25 futbolistas, es decir, por todos los disponibles y algunos canteranos. La decisión, como cabía esperar, ha sentado muy mal al ucraniano. «Todo esto está muy feo y no nos gusta nada. Es el único al que han dejado fuera y solo puedo verlo como una medida de presión. El chico lucha en todos los entrenamientos para demostrar que puede estar aquí, pero parece que alguien del club no quiere darle una oportunidad», confesó a ABC su agente, Vladimir Kuzmenko.

Hasta ahora, han sido varios los equipos que han llamado a la puerta del Betis para obtener su cesión, si bien ninguno de ellos estaba dispuesto asumir toda su ficha y tampoco eran del agrado del jugador. Así las cosas, todo apunta a una rescisión de contrato como única solución, aunque los dos años que aún le restan al ucraniano dificultan la operación. «Después de todo lo que ha pasado desde su llegada, juntando las promesas, las acusaciones injustas que ha sufrido y la actuación del club ahora, es para no renunciar a nada. De todos modos, ellos saben nuestra postura. Si quieren hablar, podemos llegar a una solución intermedia. Roman ya ha sufrido bastante y no se merece lo que le está pasando», recalca su representante.

Didier Digard se encuentra en una situación parecida a la de Zozulia. El francés sabe que el Betis no cuenta con él desde el pasado mes de junio, pero hasta el momento no ha encontrado acomodo en otro club. Con un año más de contrato, todo apunta a que rescindirá en breve.