El club pagaría seis millones ahora y uno más el año próximo para fichar a Emana

Por  0:20 h.

ImageEl fichaje de Emana está prácticamente cerrado. Faltan los clásicos flecos, esos detalles que aparecen siempre en cada negociación de estas características. Entre el jugador y el Betis no hay problemas para que vista de verdiblanco las próximas cinco temporadas. Está hablado el salario y todas las condiciones. Con el Toulouse resta aclarar las recurrentes formas de pago y alguna garantía bancaria. Poco más. Si no ocurre nada raro, Emana será bético mañana, aunque será día de Fiesta Nacional en Francia y la cosa puede alargarse al martes.

El viaje de Manuel Momparlet a Toulouse dio los frutos esperados y la intensa agenda del director deportivo bético le sirvió para verse primero con los dirigentes del club francés, llegar a un principio de acuerdo para el traspaso del centrocampista por siete millones de euros y luego verse con Emana y sus agentes. Momparlet pudo comprobar cara a cara el enorme deseo del camerunés de jugar en el Betis y tranquilizó al jugador, inquieto los últimos días al no conocer su futuro. El encuentro fue cordial —ya habían hablado por teléfono previamente esta misma semana— y los represenantes de Emana quedaron satisfechos del buen trato recibido por parte del Betis. Momparlet regresó a Sevilla a las cinco de la mañana ya que ayer tenía que atender varios compromisos familiares y las negociaciones seguirán en las próximas horas.

Ahora resta que el Toulouse acepte o proponga algo diferente a la oferta presentada por el Betis. La cantidad está acordada, pero hay que definir exactamente las formas de pago. El club heliopolitano ha propuesto pagar ahora seis millones de euros y dejar el que queda para abonarlo la próxima temporada. Estos plazos responden al límite impuesto a los gastos previstos en las contrataciones y que se cifraron en seis millones, como adelantó ABC. De ahí que el máximo accionista afirme que sólo llegarán dos fichajes (Mehmet Aurelio y Emana), aunque tiene apalabrado también a Sisi.

Y es que el Betis está a la espera de que el Valencia le dé la carta de libertad a Sisi para poder acometer su contratación. El futbolista está presionando con sus declaraciones consciente de que Unai Emery no cuenta con él, aunque la reciente llegada de Juan Villalonga como gestor del club levantino puede cambiar las cosas. De todas formas, el Betis no prevé abonar nada por Sisi, que también recibiría el visto bueno de Paco Chaparro, centrado en que se solucionaran los fichajes de Mehmet Aurelio y Emana pero ahora abierto a la incorporación del internacional sub 21, ya que tras la lesión de Odonkor no tiene jugadores en esa posición. Aceptando a Sisi, Chaparro asumiría una de las propuestas de la dirección deportiva, algo que satisfaría enormemente a Lopera tras ver cómo el trianero rechazó hasta a 20 jugadores diferentes en las últimas semanas.

Redacción

Redacción