Fabián conduce el balón perseguido por el futbolista del Deportivo Adrián (Foto: EFE)
Fabián conduce el balón perseguido por el futbolista del Deportivo Adrián (Foto: EFE)

Deportivo-Betis: Sufrió por conservar cuando debió golpear

Loren le da un nuevo triunfo a los verdiblancos, que controlaron el partido en Riazor pero dejaron la emoción hasta el final ante un Deportivo que tiró dos veces a los palos

Por  10:02 h.

Sufrir como marca de la casa. Como verbo de cabecera. Como telonero de la felicidad. Porque el Betis tiene el sufrimiento como divisa. Ganar le cuesta pero lo consigue. Y esta temporada ya sabe cómo hacerlo. Aunque a costa de poner a prueba los corazones de los suyos. Ya suma 33 puntos. Cerca de Europa, en el lado correcto de la brecha que debe abrirse de una vez en LaLiga. No fue su mejor partido. Tampoco el peor. Pero ganó. Y lo hizo a través algo tan casero como el sufrimiento: el valor de su cantera. Centro de Junior, debutante, y remate de Loren, que ya lleva tres goles en dos partidos. Eso bastó ante un Deportivo agobiado, que no vio el balón durante mucho rato pero que sí respondió a base de peligro en el tramo final y lamentó dos tiros a los postes. Joaquín regaló kilómetros, Guardado aportó pausa y Bartra demostró, una vez más, que es un central sensacional en todos los aspectos que importan en el juego de Setién, quien gozó de un espaldarazo tras coronar con victoria el riesgo empleado en la confección de la alineación.

Al Betis le faltaron muchas cosas. Sobre todo serenidad para enfriar en el tramo final a un rival desesperado al que pudo hacerle mucho más daño. El Deportivo salió a comerse el mundo y no vio la pelota. Se la escondía un Betis cómodo ante una presión irregular pero sin claridad para resolver allí donde más valor tiene el pase. Boudebouz no aparecía lo esperado y Joaquín se buscaba la vida. Francis repetía centros sin fortuna y Junior daba apocado sus primeros pasos. Del Cerro Grande permite mucho al Deportivo, que al no tener balón reparte estopa con la intensidad mal entendida. Adán genera nervios a los suyos con una salida pésima y por no mandar en su área pequeña, superpoblada en cada córner. El Betis se despierta con un balón mal gestionado por Guardado que recupera Bakkali y su disparo combado se encuentra con la parte externa del poste de Adán. Las posesiones verdiblancas se hacen más largas. Fede Valverde se lesiona y entra Borges. Joaquín aparece por la izquierda y su centro lo cabecea Loren por poco fuera. La pugna del canterano con Bóveda y Albentosa es muy física.

Boudebouz, harto de no intervenir, pisa terrenos del delantero para hacer de pantalla. El Betis hace la presión alta y pone los pilares en el campo rival. Boudebouz deja solo a Bartra, que no define bien en una de sus arrancadas cuando tenía a Loren solo a su izquierda. A cada contragolpe local avisa el Betis con una respuesta en forma de ocasión. Joaquín y Fabián van encontrando huecos para escalonar la llegada de balón a la vanguardia. Boudebouz lanza mal una falta desde la frontal que llevaba el sello de Guardado. No se entiende que el mexicano, el especialista, no haya lanzado los dos últimos libres directos así y los tiraran Camarasa y Boudebouz. El Deportivo responde con barullos en un área en la que sigue sin mandar Adán como debe. Y al descanso los equipos se van con una estadística demoledora: doce faltas deportivistas y ninguna bética. Bartra da un paso adelante en la salida de balón en la segunda mitad y eso beneficia al Betis, que vuelve a vivir en el campo rival. Boudebouz no aprovecha un jugoso balón suelto en la frontal. El Deportivo ya no es tan fiable en su repliegue y los pasillos que va dejando los hacen avenidas Joaquín y Fabián, aunque el canterano no anduvo acertado del todo. El portuense casi hace un gol olímpico, obligando a Rubén a hacer la parada de la noche antes de que una larga jugada, con salida de balón de Bartra, apoyo de Boudebouz, que abrió a banda para la carrera de Junior acabara en centro preciso del dominicano y la aparición de Loren entre la indecisión de Rubén y sus protectores. Qué racha la del marbellí, qué recibimiento en la máxima categoría.

Con el botín calentito en el bolsillo comienza el miedo a perderlo y el Betis va dando pasos atrás. La iniciativa es del Deportivo pero le viene grande la cosa y Riazor se pone de los nervios. Encauza la situación Andone tras ganarle a Mandi en la carrera y pillar a Adán en una salida poco acertada. Adrián tira fuera una falta peligrosa desde la frontal y al Betis ya le dura menos el balón. Setién hace cambios. Pide contemporizar. Varios contragolpes se convierten en amagos para que la pelota acabe controlada, sobada, calmada, domesticada en la línea defensiva propia. Estirar al Deportivo para volver a encogerlo, jugar con sus tensiones. Guardado se funde y Joaquín casi lo mismo pero aguanta en pie. Bartra se luce en la anticipación una vez más. Borges y Andone meten más miedo todavía y hacen del sufrimiento ese compañero tan incómodo para los últimos minutos que se resolvía mal en otros años pero que ahora permite que la moneda caiga de cara para un equipo que mira fijamente a Europa.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @AFDLP: Junior: “Para mí es un orgullo increíble sacar estos tres puntos, con un gol mío” https://t.co/GK9mFefQej vía @AFDLP #Betis - 6 horas ago