El Betis espera sólo una multa y que se reanude el partido

Por  20:44 h.

ImageManuel Castaño, consejero y miembro de los servicios jurídicos del Betis, aseguró hoy a Europa Press que el agresor del entrenador del Sevilla, Juande Ramos, en el derbi copero disputado ayer, está identificado y podría ser detenido en breve.

Además, sobre el posible cierre del Ruiz de Lopera aclaró que “ahora, para cerrar un campo ante un incidente, debe haber reincidencia en la misma temporada y el Betis no lo es. Esperamos, desde el punto de vista legal, que se reanude el encuentro, como ya ha ocurrido el año pasado en el Valencia-Deportivo de La Coruña de Copa, que se reanudó desde el minuto 44”, explicó. Por lo tanto, Castaño considera que el Betis será sancionado “con una multa seguro, de seis mil euros como mínimo y, lógicamente, lo normal es que se continúe el partido a puerta cerrada”.

Con respecto al agresor, el representante del Real Betis comentó que “la Policía ya sabe quién es el autor del lanzamiento y nos han dicho que lo van a detener. El Betis ha colaborado en su identificación al máximo, incluida la grabación de las cámaras internas de televisión”, dijo el letrado, que añadió que “sin duda ninguna” se espera que su detención no tarde demasiado en producirse.
Paralelamente, Castaño adelantó que el Betis se presentaría como acusación particular contra el responsable de la agresión. “Nuestro club ha prestado a la Policía todo tipo de colaboración para
identificar a esta persona, que parece ser que, por la localidad que ocupaba, no es socio, ya que estaba en un asiento que no es de abono, sino que se vende a través de entradas”.

“Hemos hablado incluso -añadió- con los socios que se sientan en ese sector, que han corroborado al Betis que el responsable del botellazo es una persona a la que nunca han visto allí y que se fue
del campo tras lanzar la botella”, destacó.
No obstante, el consejero insistió en que, en el supuesto de tratarse de un socio, el implicado en esta agresión sería inmediatamente expulsado por el Betis.

Castaño aclaró que el acta arbitral, que estásiendo estudiada por el club, recoge, igualmente, el lanzamiento al terreno de juego de botellas de plástico “que no impactaron en ninguno de los componentes del juego”, así como una bengala antes del inicio del choque, además, por supuesto, de la agresión a Juande Ramos.

“El Betis lamenta el desgraciado incidente que se produjo en relación con el entrenador del Sevilla y deseamos el inmediato restablecimiento de Juande, al que visitamos ayer en la clínica”, manifestó Manuel Castaño, quien recordó que la reglamentación sancionadora ha cambiado.

Por último, Manuel Castaño puso de relieve que el Betis adoptó “todas las medidas que se acordaron en la reunión de seguridad para este partido, con más de cien vigilantes de seguridad aportados por el club”.