Juanjo Narváez posa con la camiseta del Córdoba CF (Foto: @Cordobacfsad)
Juanjo Narváez posa con la camiseta del Córdoba CF (Foto: @Cordobacfsad)

El contrato de Narváez en el Córdoba «no impone» un número de partidos

El colombiano sólo piensa en «ayudar al Córdoba para volver al Betis mejor y recuperar el protagonismo»

Por  16:12 h.

El centrocampista colombiano Juanjo Narvaéz, que en el recién concluido periodo de contrataciones llegó cedido al Córdoba por el Betis, aseguró este jueves que le gusta ganarse “las cosas” y que no quiere que le “regalen nada”. Narváez, en una entrevista con Efe, manifestó que no ha llegado al Córdoba “con un número de partidos firmados para jugar, no hay nada de eso”, porque “el Betis no ha impuesto eso”, y aclaró que las dos únicas cláusulas que hay es que “recibiría una prima en caso de lograr la salvación”, dado que el Betis es quien sigue pagándole sus honorarios, y que en el contrato de cesión “no hay opción de compra”.

El colombiano explicó que su decisión de firmar por el Córdoba fue para “tener continuidad y madurar sumando mucho minutos” en LaLiga 123, segunda categoría del fútbol español en la que ya jugó cuatro partidos cuando debutó en la temporada 2013-14 con el Real Madrid Castilla aún en edad juvenil. “Yo quiero ayudar al Córdoba, porque si me va bien a mí también será bueno para el equipo y al revés”, subrayó Narváez, que cuando decidió venir ya era consciente que “la situación era complicada”, aunque ahora “paradójicamente se ha vuelto más complicada por los últimos tres partidos al no conseguir sumar”, algo que los rivales “han aprovechado” y supone que la desventaja con la permanencia aumente a trece puntos. Ahora con sólo quince partidos por disputar, Narváez reconoce que hay que ser “sinceros” y admitir que la “salvación es complicada, pero no es imposible”, porque los resultados “tienen que llegar ya y no dejarlo para el final”, así que el domingo ante el Valladolid “hay que jugar a muerte”.

Juanjo Narváez, de 23 años, vino por primera vez a Europa en 2011 cuando sólo tenía 16 años para probar con Tottenham inglés, una prueba que superó, pero recordó que por ley no se puede fichar extracomunitarios menores de edad. A dos meses de cumplir su mayoría de edad probó durante una semana con el Real Madrid y decidió entrenar bajo las órdenes de Fernando Morientes, el técnico de juvenil B madridista, hasta que pudiera debutar, tras lo que pasó tres años en ese club entre el juvenil A, el Madrid C y el Castilla. “Luego me di cuenta que necesitaba un cambio de aires porque llegar a Primera en el Madrid era complicado, y decidí salir cuando me quedaba un año de contrato”, explicó el colombiano sobre su paso al filial del Betis, del que después subió a la primera plantilla y debutó en LaLiga Santander en el Nou Camp ante el Barcelona y como titular. “Quién se imaginaba eso, ni tampoco pensaba que fuese así. Fue una noche muy especial para mí”, añadió Narváez, que ahora sólo piensa en “ayudar al Córdoba para volver al Betis mejor y recuperar el protagonismo”.

Redacción

Redacción