Junior y Francis, en diferentes etapas de su formación
Junior y Francis, en diferentes etapas de su formación

Junior y Francis, historia de dos malagueños verdiblancos

Crecieron en el Benamiel y el Puerto Malagueño, donde coincidieron antes de dar el salto junto al juvenil del Betis y ahora debutan con el primer equipo

Por  4:02 h.

Han irrumpido con fuerza, uno desde cada banda. Representan el giro de la cantera bética. Llegaron juntos desde el Puerto Malagueño, donde se crió Francis Guerrero (Coín, 11 de marzo de 1996) y despuntó Junior Firpo (Santo Domingo, 22 de agosto de 1996) tras formarse en el Atlético Benamiel. Dos historias que han corrido paralelas incluyendo el estreno en Primera de la mano de Quique Setién. Dos malagueños que, junto al marbellí Loren, forman un trío de la Costa del Sol que ha provocado un intenso debate en las canteras de esa zona viendo cómo está ahora el equipo representativo de su tierra en Primera y el buen ojo del Betis a la hora de incorporar a tres valores que no supieron apreciar en Martiricos. De la Costa del Sol a la Ciudad del Sol. El pasado lunes los tres fueron titulares en el triunfo del Betis ante el Deportivo.

Francis y Junior

Francis y Junior

Como juveniles, el dúo del 96 explotó en el equipo de Ciudad Jardín, el Puerto Malagueño, a las órdenes del reconocido preparador de cantera Javier Ortiz, Kempes. Ganaron los siete primeros partidos en División de Honor sin apenas recibir ningún tanto. «Yo llevaba cuatro años sin entrenar y era mi regreso. Me encontré con un grupo fantástico. En diciembre ya estábamos salvados. Destacaban Francis y Junior. Francis es un currante, se lo merece todo. Le costaba hasta dinero venir a entrenar con nosotros. Cuando supimos que el Betis lo quería de verdad se lo ofrecimos al Málaga y no lo quisieron, se llevaron a otros. Es un jugador de mucho sacrificio y que se machaca. De lateral tiene mucho recorrido. Terminará triunfando en esa posición si sigue de esta manera. Es llano, sanote y tiene cabeza porque ha querido seguir con los estudios universitarios. Se lo ha currado, como Junior, que es un portento físico. Yo le decía que cuando trabajara más se iba a salir. Sin trabajar ya le daba aquí para ser superior. En la última charla que tuvimos antes de que se fuera al Betis me dijo: ‘Míster, le voy a hacer caso’», señala Kempes. El Puerto Malagueño dejó salir a ambos de camino al Betis a cambio de obtener beneficios en función de la progresión de Junior y Francis en Heliópolis y ya le ve rendimiento tras el estreno de la pareja en Primera.

Junior, de pie, y Francis, agachado, con la plantilla del Puerto Malagueño juvenil

Junior, de pie, y Francis, agachado, con la plantilla del Puerto Malagueño juvenil

Los hermanos Matez fueron clave en el desarrollo de Francis. Antonio y Sergio ocupaban puestos clave en el Puerto Malagueño, club en el que se moldeó el rubio verdiblanco. Sergio fue su primer entrenador en este club. «A Francis lo ficho yo en categoría infantil. Estaba en el Coín y jugaba de delantero centro. Era final de pretemporada y estábamos a punto de empezar el campeonato. Se presentó con un amigo que se llamaba Miguel García, que hoy debe estar jugando en Segunda B. Francis era chico y pelón. Su padre me dijo que quería que su hijo jugara en el Puerto, que en Coín ya se había aburrido y que apenas tenían jugadores para hacer un equipo. Yo tenía el puesto de delantero completo y le dije que me faltaba un central y un lateral derecho. Miguel era central, así que ya ocupaba un puesto. Tanto el padre como el niño me dijeron que Francis jugaría ‘de lo que sea’. Al día siguiente se presentaron a entrenar, empezó de lateral derecho y lo hizo tan bien que fue a la selección malagueña. Jugó todo el año de infantil andaluza en esa posición. Tiene dotes defensivas, sabe posicionarse y es muy difícil de doblegar. Como cadete de primer año también siguió de lateral. Setién no se ha inventado lo de ponerlo de lateral, como he leído por ahí, ya sabe jugar en esa posición desde hace tiempo. Con nosotros era un puñal desde la banda, todo el día estaba en el córner contrario. Muy ofensivo. Contra el Benamiel de Junior, precisamente, nos expulsaron al delantero y en el descanso me dijo que si quería que jugaba él arriba. Siempre lo hacía todo por ayudar, sin molestar. Lo puse ahí e hizo dos goles. Siempre estaba riendo”, recuerda Sergio Matez.

Francis, junto a Sergio Matez y otro compañero de la cantera bética

Francis, junto a Miguel Ángel y Sergio Matez en la residencia bética

El técnico este fin de semana se reencontrará con Francis en Sevilla, ya que es el actual entrenador del Almería cadete, que juega ante sus rivales verdiblancos: “Es muy sencillo y mantenemos la amistad. Cada vez que me acerco a Sevilla se esfuerza por vernos. Aprecia mucho a su gente y yo lo pongo mucho como ejemplo para los chavales que tengo porque Francis no lo ha tenido nada fácil. Su padre se turnaba con el de Miguel para llevarlos y traerlos desde Coín, que son casi 40 kilómetros de ida y otros de vuelta. A veces venían todos juntos. Su familia pasó por apuros económicos y su hermana tuvo que ponerse a trabajar desde joven. Él siempre nos transmitía alegría pero pasó una época difícil. El club le ayudó en los desplazamientos, le dábamos 50 euros al mes para la gasolina, y era uno de los becados. Una semana no pudo ir a entrenarse porque no lo podían traer por problemas económicos e hicimos lo posible por ayudarle. Le tenemos mucho cariño”.

Francis, en categoría infantil

Francis, en categoría infantil

Antonio Matez era el director deportivo del Puerto Malagueño y hoy realiza la misma función en el Alhaurino. Recuerda la experiencia de Francis y Junior en su equipo. “Francis estuvo muchos años con nosotros, desde infantiles, y tenemos mucha proximidad con él. A Junior le hicimos un seguimiento durante varias temporadas y en Benamiel ya le vimos en un punto muy bueno. Luego fue al Tiro Pichón y cuando comprobamos su evolución no nos lo pensamos ni un minuto y lo incorporamos. Tiene un gran potencial. Ha tenido una gran evolución física, técnica y táctica. Se desarrolló con nosotros”, señala Matez, quien apunta que “el Betis contactó conmigo porque los habían estado siguiendo con sus ojeadores. De aquí han salido muchos futbolistas como Santi Aragón, Bernardo (Castilla, Barcelona Atlético, Cádiz), Nacho (ex Betis y Málaga), Koke (ex Málaga)…”. También tiene referencias para la situación personal de Francis. “Ellos han cumplido su sueño y nosotros estamos satisfechos. Han pasado momentos duros. A Francis lo quiso el Granada un año antes de que el Betis viniera por él. Le aconsejé que no se fuera allí. Fue un momento delicado porque podía dar un paso importante pero me alegro de haber ayudado a que tomara la decisión correcta. El Betis saca mejores jugadores de su cantera ahora. Los estudiaron bien a nivel futbolístico pero también personal y social. Hablaba mucho con José Luis Moreno, era la época de la salida de Luis Fradua y la llegada de Pedro Buenaventura”, apunta Matez, que destaca que Junior y Francis son “buenas personas y no se les suben los pajaritos a la cabeza”.

Junior, en el Benamiel

Junior, en el Benamiel

La historia de Junior gira alrededor de su infancia en Arroyo de la Miel. Sus padres, metre y camarera de piso de hotel, vivían cerca del campo de fútbol del Atlético Benamiel (hoy llamado Francisco Alarcón, Isco, otro de los productos de esa cantera) y eso fue decisivo. “Ese niño va a comer del fútbol, ya te puedes olvidar de la calle”, le dijo el técnico Antonio Vera al padre de Junior cuando lo vio por vez primera. Eso cuenta Tomás Márquez, coordinador del Benamiel y buen amigo de la familia. “Incluso el día de su Comunión se visitó en su casa y luego sus padres se pusieron a buscarlo y, ¿dónde estaba? Jugando al fútbol”, recuerda como anécdota que define la pasión por el balón de Junior. “Cuando debutó le dije que era ya jugador de Primera pero me respondió que todavía no, que hasta que no esté entre el uno y el 25 no lo es”, continúa Márquez, que recuerda cómo en verano el lateral bético les pide que le abran el campo para poder correr allí y no perder la forma.

Junior, con la plantilla del Benamiel

Junior, con la plantilla del Benamiel

Eso lo corrobora Salvador Burgos, director deportivo del Benamiel durante treinta años y que fue entrenador de Junior en categoría benjamín y alevín: “Cuando viene echa una tarde con nosotros y nos dijo que la primera camiseta que tuviera con el primer equipo nos la iba a dedicar firmada. Es un chico que siempre destacó por sus ganas de aprender, muy educado y atento siempre. Cuando llegó estuvo en la escuela pero con nueve años lo pasamos al club. Siempre se superaba. Tenía mucha constancia y se cuidaba mucho. Y, sobre todo, jamás se veía inferior a nadie. Recuerdo que cuando jugábamos ante un rival fuerte, como en aquellos años el Fuengirola de Pozo (hoy jugador del Almería), me decía: ‘Salva, no te preocupes que a ese equipo le ganamos’. Él nos animaba a nosotros. Siempre jugó de lateral izquierdo aunque a veces, en fútbol once, lo poníamos más arriba. Nunca estuvo en selecciones, es de ese uno por ciento que llega por esa vía y tiene mucho mérito”.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @AFDLP: Guardado y Francis se entrenan con el grupo https://t.co/uYdvSktfff vía @AFDLP #Betis - 2 horas ago