Adán, junto a Kike Burgos, en un entrenamiento
Adán, junto a Kike Burgos, en un entrenamiento

Kike Burgos, sobre Adán: “Este señor no es quien para mandarme a la cola del paro”

Responde al guardameta tras la polémica y su marcha del Betis

Por  23:27 h.

Kike Burgos, exentrenador de porteros del Real Betis que tuvo que salir tras la polémica con Antonio Adán, ha roto en la noche del jueves su silencio y ha acusado al meta verdiblanco de haber provocado su marcha. En declaraciones a El Pelotazo, de Canal Sur Radio, el preparador vasco señalaba que “yo hablo con él al día siguiente por la mañana en el despacho y le digo ‘¿te das cuenta chaval del daño que me has hecho con 43 años, que esto es lo que más me gusta y me has podido destrozar la vida? Mi mujer y mis hijos están llorando’. Me dice: ‘Tu familia me da igual, pienso en mí y llevo un mes pensando que no me hacen caso desde el club y de esta manera lo he consegido’. Le digo ‘déjame ayudarte y si hay algo que no te gusta lo hacemos y llegamos a un acuerdo’. Que no y que no, dice. Sé que el director deportivo y el míster hablan con él y el domingo Kike ya está en la cola del paro”.

Y continuaba Kike Burgos señalando que “me ha llegado que quería meter a un chico que conocía. Desde el minuto que me ve cambia. Con los demás porteros hay buen rollo pero él no me acepta. A la primera semana habla con el club y no le hacen caso, con el míster y tampoco. Hablo con él y le digo que sé lo que le gusta y es lo mismo que yo trabajo. Los demás porteros están contentos con el trabajo pero creo que aunque hubiera dado palmas con las orejas no me iba a aceptar. Un profesional no se puede excusar siempre con los de al lado. Luego empieza la liga y tenemos seis puntos y sale este bombazo de repente. Cuando me lo dicen, me quedo de piedra porque intuyo lo que va a pasar. Entre un hombre que gana lo que gana y yo, si sobra alguno cae el del lado más débil, en este caso soy yo”.

Sobre Velázquez en el asunto de Adán, el vasco señalaba que “no sé las presiones que habrá tenido el entrenador. Sabe que no hay buen feeling desde el minuto uno. No tener buen feeling conmigo es raro. Yo soy entrenador de porteros y Adán es importante en el vestuario, la cuerda se rompe por el lado más débil. Es una situación que nunca se vivirá en España, creo, pero me ha tocado a mí. Me fastidia. El Betis es un club grande, todo el mundo se ha portado de manera maravillosa, me ha llamado gente del club de todos sitios para mostrarme su apoyo y eso vale mucho. Todo el mundo sabía la cuestión y que lo mío era lo que duraría. Dos meses pero la primera semana ya me estaba intentando hacer la cama y no es justo porque tengo una familia que mantener y este señor (Adán) no es quien para mandarme a mí a la cola del paro”.

Y sentenciaba en la polémica con Adán: “Yo sólo digo lo que realmente ha pasado, lo sabe todo el vestuario y lo que ha pasado desde el minuto uno. Un señor cuando yo llego al equipo no me ve con buenos ojos. Desde el primer minuto contestaba un poquito todo. Le decía que había que hacer el ejercicio así y lo hacía de otra manera. Un poquito buscándome. He aguantado e intentado hacerme con las riendas con tranquilidad como un buen profesional”. “Han sido los días más duros de mi vida, tras la publicación del miércoles en todos los medios no me lo podía creer y todo eso derivó en mi salida”, manifestaba además de defender su currículum en este afer ante Adán: “Llevo 19 años de profesional, la misma morfología de Adán la tengo yo, sé lo que necesita un portero en cada momento. Se habla de que me falta experiencia, la gente no se ha documentado bien. He entrenado en varios equipos, en fútbol base, he entrenado un montón y he estado 19 años de profesional y once años en la cantera del Athletic con Iríbar día tras día”.

Redacción

Redacción