Manuel Ruiz de Lopera
Manuel Ruiz de Lopera

La nueva relación con Lopera tras el pacto Betis-Bitton

El empresario de El Fontanal se siente traicionado por Oliver e inquieto por tener que afrontar todos los procedimientos judiciales

Por  10:31 h.

Manuel Ruiz de Lopera ha quedado en fuera de juego con el pacto entre el Real Betis y Bitton Sport. Confiado en que la Audiencia Provincial iba a levantar en breve (mañana se reúne para deliberar) las medidas cautelares que pesan sobre el 31,38 por ciento, el empresario de El Fontanal hasta había diseñado un organigrama para el desembarco en el club, otorgando funciones y tareas ahora vacías de sentido tras este paso dado por los rectores béticos. Lopera llamó desde su teléfono a algunos de los participantes del pacto mientras se producía la firma en la notaría de Sevilla, tratando de evitar que se culminara este acuerdo. Manuel Castaño, otro actor afectado de esta situación, hizo lo mismo. Todo fue en vano, puesto que la desesperación y el enojo que mostraron no fueron suficientes para variar el parecer. Lopera quería hacer valer el acuerdo al que había llegado con Luis Oliver en semanas recientes para repartirse el poder del club si conseguían desalojar a Ángel Haro y José Miguel López Catalán, con Castaño de presidente y cuatro consejeros para cada sociedad. Ahora Lopera se siente traicionado por Oliver y amenaza con emprender acciones legales.
Lo cierto es que Lopera pudo participar del pacto en su día pero rechazó de pleno las propuestas que se le hicieron desde el consejo bético, descolgándose con solicitudes inaceptables. Tuvo apariciones mediáticas para testar la voluntad del beticismo y, mal asesorado por personas que sólo querían aprovecharse de su poder económico, emprendió una carrera que le ha dejado totalmente solo y sin capacidad de maniobra a corto plazo. Los pleitos siguen vigentes para él, principalmente el que le va a sentar en el banquillo el próximo mes de junio, donde la Fiscalía y las acusaciones particulares (Real Betis y plataformas) le solicitan penas económicas y de cárcel. Además, sigue pendiente la sentencia del Mercantil 1 en la que se discute la presunta irregularidad de la suscripción del 31,38 por ciento de las acciones del Betis por parte de Farusa en 1992.
A Lopera, además de pleitear y alguna aparición pública, lo que le queda en este contexto es esperar que se completen los compromisos económicos del contrato que firmó con Bitton Sport en el verano de 2010 para la transmisión del 51,34 por ciento de las acciones. En ese sentido, el pacto entre la sociedad de Oliver y el Betis incluye la perspectiva de abonar hasta quince millones de euros a Farusa para finalizar esta transacción. El club se vio obligado a reconocer la inscripción de Bitton tras las decisiones del Juzgado de Primera Instancia número 10 de Madrid, el Consejo Superior de Deportes y el dictamen jurídico que encargó a especialistas en la materia. Tras este acuerdo, la cantidad máxima a pagar a Lopera es de quince millones de euros si no hay acuerdo previo atendiendo a los procesos judiciales pendientes, como ha sucedido con Oliver.
En un escrito presentado en octubre de 2015 por los abogados de Farusa, éstos defendían que la venta a Oliver se produjo ciertamente y que la suscripción de las acciones debía ser a favor de Bitton. «Farusa no puede actualmetne vender sus acciones del Real Betis Balompié a ningún tercero porque ya las vendió a la entidad Bitton Sport S. L. El tercer comprador ya existe y , sin embargo, tanto los actores como el juez a quo se empeñan en obviar su existencia. Farusa ya enajenó en su día 59.925 acciones de las que era propietaria. La existencia en su momento de una medida cautelar en sede penal que paralizó la venta, ordenando al Consejo Superior de Deportes que suspendiera la autorización, no quiere decir que la venta no se realizara el 6 de julio de 2010», manifestaban los letrados de Lopera ante el juzgado.
Otro actor principal que queda fuera de la escena es Castaño. Sus aspiraciones a presidir el Betis quedan ninguneadas y su 4,2 por ciento huérfano de sustento sin el paquete mayoritario a su favor, como en las juntas recientes con la parte no intervenida (19,96). Airado y contrariado, trató de romper el acuerdo y se ha movilizado para filtrar cantidades infladas para condicionar la percepción general del pacto. Tiene pendiente una losa enorme como son las millonarias costas tras la impugnación de las cuentas de la junta de 2011.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
@ignaciodiazplas @AFDLP @RealBetis El club no ha decidido nada, se ha marchado él. Decepciona que se vaya, su traba… https://t.co/oPaYSSvrFa - 4 horas ago