Mestalla, en pie, ovacionando a Joaquín
Mestalla, en pie, ovacionando a Joaquín

Las ovaciones de Mestalla a Joaquín con el Betis

«Es como mi segunda casa, pasé cinco años extraordinarios»

Por  12:28 h.

Tercera visita a Mestalla desde su regreso al Betis. Para Joaquín Sánchez siempre es especial volver al feudo valencianista. Allí pasó cinco temporadas, desde que el club verdiblanco lo vendiera en 2006 por 25 millones de euros. Con el Valencia, Joaquín alzó la Copa del Rey de 2008 y dejó un recuerdo imborrable entre su afición. La reacción unánime del valencianismo en las dos últimas visitas del portuense a Mestalla habla por sí sola. El 19 de septiembre de 2015, en la jornada 4ª del campeonato liguero, el Betis, con Joaquín en su once titular, logró sacar un meritorio empate 0-0 en Valencia. Joaquín fue recibido con una tremenda ovación nada más que su nombre sonó por la megafonía de Mestalla en el momento en el que se anunciaban las alineaciones del encuentro. Ya en el minuto 67, Mel decidió sacar a Joaquín del campo para dar entrada a Rennella y todo el estadio se puso en pie para ovacionar y despedir al extremo verdiblanco (AQUÍ PUEDES VER EL VÍDEO DE LALIGA). Al término del encuentro, cuando fue entrevistado sobre el terreno de juego, Joaquín agradeció públicamente el trato recibido por parte de la afición del Valencia: “Estoy contento porque es como mi segunda casa, pasé cinco años extraordinarios. La gente siempre me tuvo mucho cariño. Recibir esa ovación ha sido muy bonito”, sentenció Joaquín Sánchez.

La siguiente vista a Mestalla del portuense se produjo con ocasión del duelo liguero de la pasada campaña, el 11 de septiembre de 2016, en la jornada 3ª. De nuevo Joaquín fue titular, luciendo el brazalete de capitán. Firmó una actuación muy destacada, anotando el segundo gol verdiblanco (los otros dos fueron obra de Rubén Castro), y el Real Betis se impuso por 2-3 al Valencia CF para así poner fin a 30 años de racha negativa sin ganar en el estadio de Mestalla. En el minuto 68 fue sustituido por Musonda y justo en ese momento Mestalla le dio a Joaquín una de las grandes ovaciones de la tarde.