León cree que el partido debe completarse

Por  17:55 h.

Real Betis: Pepe León considera que deben jugarse los minutos que faltan del partido contra el AthleticEl presidente del Real Betis, José León, lamentó la agresión sufrida el pasado sábado por el portero del Athletic de Bilbao, Armando, al tiempo que dejaba claro que el encuentro contra el conjunto vasco, que fue suspendido a raíz del botellazo sufrido por el meta visitante, deberá completarse con la disputa de los más de 20 minutos que restan hasta su finalización.

León, al igual que el resto de los integrantes de la entidad heliopolitana, no tenía previsto realizar manifestaciones hasta mañana, a la espera de la decisión que debe tomar sobre lo ocurrido el Comité de Competición, aunque hoy optó por salir a la palestra para dar su opinión al respecto. En este sentido, el dirigente señaló, en declaraciones a Europa Press, ante todo su profundo pesar por el botellazo sufrido por Armando, en lo que calificó como "un acto deleznable e injustificable", a cuyo presunto autor, que responde a las siglas de C.P.R., se le ha prohibido el acceso al estadio verdiblanco en el futuro, y contra el el que el club se personará como acusación particular.

A este respecto, cabe destacar que el Betis presentará alegaciones al acta arbitral del partido, resaltando la colaboración ofrecida desde el primer instante, tanto por la propia entidad como por la afición bética, para la localización y posterior detención, de C.P.R. Así, León puso de relieve que el Betis contaba con todos los efectivos de seguridad privada que se requieren. "Incluso –continuó– se advirtió por megafonía antes del partido que no se arrojaran objetos al campo. Si no tuviéramos el número de guardias de seguridad que son necesarios en un campo… pero es que, en un segundo, tras ocurrir el hecho, hubo cuatro guardias encima de esa persona".

En consecuencia, el presidente del Betis estima que el partido debe completarse, a puerta abierta, con la disputa de los más de 20 minutos que quedaban cuando se decretó su suspensión. Sin embargo, se le recordó a Pepe León que, en lo que va de año, resulta casi milagroso que los comités disciplinarios atiendan las alegaciones y apelaciones del Betis, como se ha comprobado en todo lo que se lleva de temporada.

En Sevilla se comenta, que ello podría responder al enfrentamiento que mantiene el presidente de la Federación, Angel María Villar, con el abogado del Betis ante dicho organismo, Javier Tebas. De todos modos, León es diplomático cuando se le cuestiona sobre si, efectivamente, el Betis que, como él mismo destaca "fue uno de los siete equipos que votó a Villar", esté sufriendo este tipo de persecución encubierta. "Yo eso no lo puedo decir, porque entendemos que los comités están actuando con su leal saber y entender pero, desgraciadamente, nunca aciertan con nosotros", afirmó, para agregar que tampoco ha conversado al respecto con Villar ni con nadie de la Federación. "De momento, no hemos hablado ni hemos dicho nada", explicó.

Sea como sea, León dio por sentado que el Betis utilizará todos los recursos legales a su alcance en este asunto, para no ser más perjudicado de lo que lo ha sido por la acción de una persona. "Esperamos que la decisión sea realmente justa, porque toda una afición no puede pagar por lo que ha hecho un único individuo. Nosotros nos defenderemos en todo lo que podamos". El rector heliopolitano remarcó también que no se puede considerar que el campo del Betis sea reincidente, con este botellazo sobre Armando, dado que el que sufrió Juande Ramos en el derbi copero de la pasada campaña con el Sevilla ocurrió hace ya más de un año, periodo dentro del cual se contempla dicha reincidencia y que, aquí, no tiene lugar.

Lanzamientos 'dirigidos'

Como argumento añadido, Pepe León advirtió que, si se sienta precedente a costa del Betis en este suceso, a partir de ahora cualquier "energúmeno dirigido podría comenzar a tirar cosas al césped hasta que se tenga que acabar el partido en cualquier otro campo".

Por último, Pepe León habló sobre el estado de salud de Lopera que, como se recordará, no pudo asistir al partido ante el Athletic de Bilbao, al resentirse del problema de cervicales que le aqueja. "Esta mañana ya estaba bastante mejor, aunque no del todo, y se está planteando hacerse un chequeo para que le digan lo que realmente tiene, aunque lo
que tiene es lo de las cervicales", concluyó.

Redacción

Redacción