Loren corre tras un balón en el partido ante el Villarreal (Foto: J. J. Úbeda)
Loren corre tras un balón en el partido ante el Villarreal (Foto: J. J. Úbeda)

Loren y la meta de crecer para no estar de paso en Primera

Mientras saborea su exitoso debut, el delantero apuesta «por aprender de los mejores, que los tengo aquí de compañeros»

Por  5:58 h.

Una semana para enmarcar. El delantero bético Loren tramita de la mejor manera posible las muchas emociones vividas en los últimos días. El beticismo sabía de él por los muchos goles anotados esta temporada con el Betis Deportivo (17 en 23 partidos). Se despidió del filial con un doblete ante el Recreativo y seis días más tarde se presentaba en la máxima categoría marcándole otros dos al Villarreal. En las horas posteriores al debut, el delantero asimilaba, por ejemplo, la mucha repercusión mediática que tuvo su actuación. Todo el mundo quería saber algo más de Loren. «La verdad es que no esperaba tanto jaleo, y más por la manera en la que venía, que creía que no iba a jugar. Encima, con el debut que he tenido. Soy el más feliz del mundo…», reconoce el delantero a ABC de Sevilla antes de repasar cómo y dónde conoció la noticia de que iba a ser titular. «Estaba entrando al estadio con Eder Sarabia. Se ve en las cámaras que me abrazó y me dijo ‘vas a jugar’. Estaba en una nube… En el hotel no se sabía nada. Me pilló aquí de sorpresa».

Con Loren ya de pleno derecho en la primera plantilla, el técnico bético, Setién, dispuso a lo largo de la semana varias pruebas con un sistema de tres centrales y dos delanteros. Pero Loren evitó hacerse más ilusiones de las debidas. «Tenemos jugadores muy competitivos, está muy igualado todo. Hubo pruebas, pero nada claro. Cuando llegué aquí y escuché mi nombre fue todo un orgullo y una alegría muy grande». A poco más de una hora para debutar, Loren encontraba apoyos anímicos. «Con Francis sobre todo. Es el que me aguantó la noche anterior en el hotel porque yo estaba muy nervioso. Y cuando me lo dijeron aquí, pues más nervioso todavía. En general los compañeros me dieron muchos consejos y me trataron muy bien. Me dijeron que estuviera tranquilo y que fuera como soy».

Pasó el calentamiento y llegó el momento de saltar al campo. Inquietud en el túnel de vestuarios. Emoción al escuchar los aplausos de la grada cuando se anunció su nombre en el marcador. «En un debut los nervios siempre están. Cuando estás dentro intentas olvidar todo lo que hay fuera, pero la verdad es que es muy difícil con 50.000 personas en las gradas. Pero todo salió bien y conseguimos los tres puntos». Con el balón en juego, Loren no le perdió la cara al partido. Esperó su momento. Llegó en el minuto 46 de la primera parte. Fabián pelea una pelota que llega en línea de tres cuartos a poder del delantero. «Desde mi punto de vista digo ‘va, va, va…’ y al final entró. Entonces empecé a correr. No sabía ni qué hacer…».

Después llegó el desvío de cabeza a un balón que Fabían calificó de «asistencia». Incluso rozó el tercero. El doblete se llevó todas las portadas, pero detrás de los dos goles hubo un papel acertado del delantero a la hora de bajar balones y jugar con sus compañeros. «Es cierto que cualquiera soñaba con lo que ha pasado. No sólo por los dos goles sino por el trabajo que hice. Me he sentido bien. Con los pases he acertado, en algunos no tanto, pero sobre todo trataba de intentar quitarme de encima el nerviosismo inicial y dar lo máximo al equipo».

Todo ello, compartiendo zona de ataque con el máximo referente goleador de los béticos en los últimos tiempos. «Es un orgullo máximo jugar con Rubén Castro, por todo lo que ha hecho en el club y porque está muy cerca de conseguir un nuevo logro. Hay que intentar aprender de los mejores, que ahora los tengo aquí de compañeros. Seguro que con sus consejos y viéndolos cada día puedo crecer mucho como futbolista», continúa.

A sus 24 años, Loren no olvida de dónde viene. Reconoce que «es distinto» el sabor del gol si se compara con los firmados en categorías inferiores, pero asume que, de momento, sólo se ha dado el primer paso: «Obviamente, con 50.000 personas celebrando un gol y que corean tu nombre el primer día es caer de pie. Estoy muy agradecido a todos los que lo han hecho posible. En Primera lo difícil no es llegar, sino mantenerse. Con trabajo y sacrificio vamos a intentarlo».

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
RT @antigua_roma: Trajano mandó construir dentro de su foro la biblioteca ulpia. Se situaba a ambos lados de la columna trajana y contenía… - 16 horas ago