Manuel Ruiz de Lopera (Foto: Raúl Doblado).
Manuel Ruiz de Lopera (Foto: Raúl Doblado).

Los matices del borrador de Lopera

El reparto posterior de las acciones y la pretensión de restituir su imagen es lo que separa de manera evidente a las partes

Por  4:38 h.

El análisis del borrador de la propuesta de contrato de compraventa entre Farusa-Bitton y las plataformas (Béticos por el Villamarín, Por Nuestro Betis y Liga de Juristas Béticos), demandantes, Real Betis y accionistas principales deja claras las diferencias existentes aún entre las partes pero sí evidencia que hay una expresa voluntad de alcanzar un acuerdo. Yendo a lo grueso, las cifras (17,2 millones de euros) y el final de los procedimientos judiciales son las llaves para el adiós de Manuel Ruiz de Lopera y Luis Oliver al Betis. El extenso borrador (63 páginas) es un tratado del maquillaje del empresario de El Fontanal, obsesionado por restablecer su imagen entre los béticos después de tantos años de desgaste judicial y social en los que se ha evidenciado el daño que ha hecho. Hay puntos en común y otros inadmisibles pero las partes, en segundo plano, mantienen que es un documento desde el que se puede trabajar para construir un pacto, aún difícil, en el que todos salgan satisfechos. Le queda mucho trabajo por delante a los negociadores para potenciar los puntos en común y tratar de limar los que producen mayor recelo. El paso de Lopera, al menos, es una muestra de su intención de vender, algo que contrasta con lo que se ha expresado desde su círculo más cercano, y sí coincide con sus declaraciones más recientes:«Vamos a hacerlo, pero sin prisas». En definitiva, se trata de una primera solicitud, por todo lo alto, y se espera que la negociación encuentre el punto intermedio.

El reparto de las acciones
Una vez acordada la venta por 17,2 millones Lopera quiere influir en el reparto posterior de las acciones. Desde un principio se habían manejado tres escenarios. El primero es el que defiende ahora Lopera, y que supone que sea el Betis el que se haga cargo del pago de esa cantidad para que luego disponga las participaciones entre los socios. Esta operación es muy complidada legalmente puesto que el club tendría que asumir como pérdidas la cantidad resultante de la resta de lo que ingrese por la venta de las acciones y su coste final, unos diez millones si el precio es bajo, como se propone en el borrador (120 euros por acción). Es algo que afectaría a sus cuentas anuales de manera gravosa y que debería ser aprobado en una junta de accionistas, sin perjuicio de que puedan exigirse responsabilidades a los administradores. El segundo escenario es sencillo, que el pago lo haga ya sea el club o accionistas de peso que hagan de puente para ponerlas a disposición de los béticos por el mismo precio por el que las venderían Lopera y Oliver, unos 270 euros, lo que censuran abiertamente los pequeños accionistas. El tercer escenario era el consensuado inicialmente por las plataformas: plantear dos precios diferentes. Uno barato (120 euros por acción)y otro en el que se impute la diferencia de esa rebaja (433 euros). Para evitar especulaciones se había llegado a formular límites (diez acciones de las baratas por béticos) y un límite de un 4-5 por ciento para las caras con el objeto de proteger la atomización y que el club quedara en manos de un grupo representativo de accionistas que contrapesen su poder. En el borrador Lopera propone que se «impida» la concentración en uno o varios grupos de accionistas, algo irrealizable desde el punto y hora que Haro, Castaño o Catalán superan ya cada uno el tres por ciento y que la atomización extrema (un bético, una acción) ya es imposible por esta misma circunstancia.
La literatura del pacto
Es un aspecto que pocos entre las partes demandantes van a aceptar. En el borrador de Lopera se recoge en varias ocasiones que es un acuerdo «de punto final» y que «nunca jamás se ha de hablar de vencedores y vencidos y sí de la generosidad de los béticos de alma y corazón», aunque estas expresiones de concordia van más allá con la pretensión de rendición absoluta y arrepentimiento de quienes impulsaron las causas judiciales, alguna resueltas incluso con condenas. Por ejemplo, en el caso de las acciones se pide el «reconocimiento explícito del total y válido desembolso del capital social del Betis en el momento de su constitución», mientras que en el todas las causas se expresa que «las acusaciones particulares declaran y reconocen expresamente que, a raíz de la ingente documentación aportada a la causa judicial objeto de transacción, consideran que se les han despejado todas las dudas y sospechas que justificaron en su día y sirvieron de sustento a la acción promovida» así como que «las acusaciones particulares declaran y reconocen de modo expreso mostrarse plenamente conformes y satisfechas con las explicaciones aportadas al respecto a la causa, a raíz de las cuales consideran que no existen indicios de criminalidad derivados de la actuación de los procesados». Y, por ello, se insta a «no efectuar ninguna declaración de carácter despreciativo, perjudicial o que cause el más mínimo desprestigio, ya sea de manera personal o profesional contra ninguna de las personas o entidades comparecientes en la presente escritura» y «realizar los mejores esfuerzos posibles para que la imagen y la honorabilidad de todos cuantos otorgan la presente escritura quede públicamente rehabilitada y sin macha de tipo alguno». En lo que sí pueden estar de acuerdo es en el el inicio de la exposición, calcado al preámbulo del acuerdo fracasado en septiembre de 2015 donde se reconoce que la litigiosidad afecta desde hace años a la «consecución de mestas deportivas acordes con las expectativas y aspiraciones de sus seguidores», con respecto al Betis.
Nelson y el precio final
Sorprende ver que las cifras del acuerdo no son redondas en la parte que afecta a Farusa. Bitton sí cobraría 7.200.000 euros, pero Farusa, 10.051.810,61. ¿De dónde sale ese pico? Era esperado que Lopera incluyera alguna cantidad sorpresa y ese dinero viene justificado en el documento por la «ejecución de avales y garantías» prestados por Lopera en su gestión del club y por el que ha visto «mermado su patrimonio como consecuencia de la ejecución de embargos», en este caso el de 51.810,61 euros ya entregados al Benfica para el pago de responsabilidades a consecuencia del fichaje de Nelson.
¿Y Castaño?
Algo que tampoco se había inluido en las negociaciones y sí aparece en el borrador es la liberación de Manuel Castaño y el resto de consejeros de las etapas de Lopera y Oliver de su implicación en los procesos judiciales como el de la calificación del concurso, en el que fue inhabilitado. Castaño, accionista relevante de la entidad y oponente a Haro y Catalán en la junta de diciembre de 2015, no tendría, según esta propuesta, que renunciar a nada para obtener este perdón.
El 1% restado a última hora
Tampoco ha sorprendido pero sí ha causado indignación que Lopera ha mandado redactar el acuerdo con las mismas condiciones económicas y de repercusión judicial pero por menos acciones de las negociadas, ya que en el borrador señala que se traspasarán el 50,34 por ciento de las participaciones propiedad de Farusa y no el 51,34, que supone el total del paquete mayoritario. Con ello Lopera pretende quedarse con un uno por ciento del accionariado, eso sí, sin rebajar la cantidad económica ni hacer ninguna concesión a cambio.
67 actores diferentes
El pacto convoca hasta a 67 actores diferentes. Seis de la parte de Lopera, nueve de Oliver, los 17 denunciantes en el caso de las acciones del Mercantil, Ángel Haro, los trece consejeros afectados por el concurso, los herederos de Manuel Morales, Mercedes Hidalgo y las entidades Real Betis, Béticos por el Villamarín, Por Nuestro Betis, Liga de Juristas Béticos, Farusa, Tegasa, Encadesa, Incecosa, Frigimueble, Bitton Sport, Dinaqua, Financiación Desarrollo y Gestión, Bastogne Corporación y Sport Transfer Management. La coordinación para el acto de la firma será llamativa aunque se darían poderes en su momento.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @abcdesevilla: ÚLTIMA HORA: Detenidas 34 personas, seis de ellos tenistas, por amañar torneos de tenis https://t.co/1v7xajzrxA | #España… - 1 día ago