Pezzella: “Nuestro nivel es más alto pero las palabras quedan en palabras”

"La exigencia es lo lindo de esto", dice el defensa bético

Por  4:00 h.

Pese a que terminó jugando bastantes partidos, no guarda Germán Pezzella un buen recuerdo de su primera temporada en el Betis. El dinero pagado para hacerse con la mitad de su pase le cargó de exigencia. Ahora, el único central que ha jugado los siete partidos de esta temporada como titular, se marca como objetivo mejorar en el plano individual y en el colectivo. Tras el fiasco de San Sebastián llega, ni más ni menos, que el Real Madrid, partido que Pezzella analiza en el transcurso de una entrevista concedida a ABC.

-¿Cómo aterrizó el equipo al parón?
-Con sensaciones raras por lo que ocurrió en el último partido. A todos nos habría gustado estar con mayor cantidad de puntos, pero la realidad es que todo está arrancando. Somos conscientes de la situación que vivimos y lo que tenemos que mejorar.

-¿Qué le falta al Betis?
-La realidad es que todos quisiéramos ver mejores cosas. El último partido opaca lo que veníamos haciendo, porque en la fecha anterior (ante el Málaga) se rescató la intensidad y la voluntad. Hay que ser conscientes de las cosas que hemos hecho bien y también de las que hay que mejorar.

-El equipo ha mostrado altibajos, incluso, en un mismo partido.
-Es cierto. Puedo nombrar el partido de Granada. En los primeros 20 minutos se veía que el equipo no era capaz de entrar en el juego y después parecíamos un vendaval que podría haber hecho cuatro goles en cualquier momento. Son cosas que hay que manejar y corregir. Lo hablamos. No podemos tener las idas y vueltas porque son partidos en los que puede pasar de todo. Hay que tener un mayor control y saber manejar el juego.

-Sin olvidar la intensidad
-Es la base para competir, para estar presente en todos los partidos. Siempre hay días en los que uno puede estar mejor o peor con la pelota, pero la intensidad tiene que aparecer.

-¿El partido ante la Real Sociedad ha hecho tanto daño como parece?
-Se esperaba un salto en lo futbolístico. No se pudo dar y, encima, ahora con el parón se estira todo un poco más. Es entendible lo que piensa la gente.

-¿Qué les ha dicho el entrenador?
-Es el primero que quiere la mejoría del equipo. Nos ha tratado de inculcar el hecho de dar el paso adelante. Por circunstancias que sabemos no se pudo dar y ahora hay que redoblar la apuesta.

-¿Dan siete jornadas para saber dónde va a estar el Betis?
-Sabemos que podemos dar mucho más. Si conseguimos lo que queremos, el nivel es muy superior al que mostramos hasta ahora pero las palabras quedan en palabras. Hay que trabajar. Quitando el partido de Barcelona, no hubo un equipo que nos haya sometido y superado. El otro día, ante la Real Sociedad, con los errores que cometimos el partido terminó 1-0. Mejorando un poco más, la cosa cambiaría para bien.

-¿La afición pide más que otros años?
-La exigencia es lo lindo de esto. A mí no me gustaría salir a jugar esperando a ver qué pasa. Aunque tampoco soy nadie para decir cómo tiene que reaccionar la gente. Hay que intentar dar el máximo en el campo pero hay que tener equilibrio para que los partidos no se conviertan en una locura, en tirar una moneda al aire y que pueda pasar cualquier cosa.