Piccini posa con el presidente del Sporting de Lisboa, Bruno de Carvalho (foto: SCP)
Piccini posa con el presidente del Sporting de Lisboa, Bruno de Carvalho (foto: SCP)

Piccini se despide de sus compañeros en el entrenamiento

En un texto dirigido a los béticos, Piccini se despide así: "Os dejo con la esperanza que el Betis vuelva a ser grande y que los días felices consiguen borrar los días tristes"

Por  11:25 h.

Cristiano Piccini, ya exjugador del Real Betis, ha acudido esta mañana a la ciudad deportiva Luis del Sol para despedirse de los que han sido sus compañeros hasta hace pocos días. Piccini hace unas fechas un nuevo contrato con el Sporting de Lisboa, una operación por la que el Betis recibirá ahora una cantidad que ronda los 2,8 millones de euros más variables y de la que el club heliopolitano se ha guardado el quince por ciento del beneficio de la plusvalía en una futura venta de Piccini por parte del club lisboeta, que ha cifrado la cláusula de rescisión en 45 millones de euros. También Piccini ha querido despedirse de los aficionados del Betis. Lo ha hecho a través de su cuenta personal de Instagram.

En el texto, Piccini expresa lo siguiente. “Bueno, aquí estamos, despidiéndome de la que ha sido mi casa por 3 años. La experiencia al Real Betis ha sido muchas cosas, lesiones, alegrías, tristezas, risas, lagrimas. Pero de los momentos difíciles he aprendido a levantarme, siempre, sin la ayuda de nadie, con mi fuerza, y esto me ha hecho crecer. He disfrutado de los días felices en el Villamarín, y encajado dolorosas derrota que dejaban la tristeza absoluta en mi, en el vestuario en el estadio y en la ciudad. He conseguido un sueño, jugar en la liga española, y después otro, marcar un-dos-tres gol. He compartido vestuario a lo largo de estos 3 años con personas estupendas, y profesionales magníficos, gracias a mis compañeros por cada segundo, cada palabra, cada entrenamiento y cada partido que han compartido conmigo. Gracias a los entrenadores y a los directores deportivo que han pasado por el club por haberme dado la oportunidad de vestir esta camiseta, gracias a los servicios médicos que por mala suerte me han atendido más de una vez, gracias a los utilleros por no haberme hecho faltar nada y en fin, gracias a las personas que me han querido, animado, confortado. Os dejo con la esperanza que el Betis vuelva a ser grande y que los días felices consiguen borrar los días tristes. Adiós Real Betis Balompié”.

Redacción

Redacción