Marcelino sueña con Juande, pero el Betis le cierra las puertas

Por  11:23 h.

Real Betis: Juande, en el partido de Liga frente al FC BarcelonaLa irregular trayectoria deportiva del Betis provoca que en los últimos tiempos sus mejores activos hayan sido tentados por parte de clubes de todo pelaje. Sobis tuvo ofertas de media Europa en el mercado invernal, Odonkor pudo volver a su país, Babic ir a Inglaterra… Pero pocas propuestas llegaron para sus reales valores de futuro, para quienes deben garantizar el porvenir verdiblanco. Pues en los últimos días el Racing de Santander ha lanzado sus redes buscando pescar al futbolista más valorado de la última hornada verdiblanca. Es Juande, por el que ha preguntado con insistencia el club cántabro aspirando a una cesión o un traspaso.

Y es que Marcelino García Toral está "enamorado" del juego de este motrileño de 21 años que no está teniendo demasiada continuidad con Chaparro. Viendo que no acumula demasiados minutos en los últimos tiempos, el Racing ha tanteado la situación del futbolista, que renovó el pasado verano hasta 2012 con una cláusula de rescisión de 30 millones de euros. Sin embargo, se ha encontrado con la negativa rotunda de Manuel Ruiz de Lopera, que no quiere ni oír hablar de la posibilidad de desprenderse de uno de sus activos con mayor futuro, ya que es internacional sub'21 y los técnicos le auguran un porvenir exitoso.

El Racing, según informaciones procedentes de Santander, cuestionó al Betis sobre qué posibilidades tenía de hacerse con Juande tanto como cedido o como traspasado. Las arcas cántabras no están sobradas de dinero, pero en el club racinguista harían un esfuerzo económico por este futbolista, aunque lejano a los 30 millones de su cláusula de rescisión. El Betis se negó en rotundo a dejar salir al canterano, ni siquiera en la temida circunstancia de que descendiera a Segunda división, ya que se considera que Juande es un valor fundamental para crecer en el Betis si esta desgracia sucediera.

Viendo que en Heliópolis le cerraban las puertas a la salida de Juande y que sólo se remitían a su cláusula, el Racing ni siquiera planteó una oferta concreta, aunque dejó patente su interés formal y buscó también sondear el entorno del futbolista. La intención del Racing es invertir bien el dinero que conseguirá con el traspaso de Garay al Barcelona (casi 20 millones) y Marcelino considera que Juande es uno de los jugadores más interesantes del panorama nacional, algo que ya pensaba mientras se acercó en verano a la entidad bética.

No es la primera vez que Juande es tanteado por un club de primer nivel, ya que en las negociaciones entre el Betis y el Liverpool por Mark González, el club inglés puso sobre la mesa su interés por el bravo organizador verdiblanco. Incluso se filtró que pudiera tener una opción de compra por deseo expreso de Rafa Benítez, aunque el Betis se encargó de desmentir este extremo poco tiempo después.

Juande, que ha perdido el puesto como titular en los últimos tiempos al confiar Chaparro en el triple pivote formado por Arzu, Rivera y Capi, aguarda su momento desde el banquillo consciente de que aún es joven para explotar definitivamente. En los últimos tiempos, se ha visto cómo Chaparro ha mimado algo más al canterano, dándole verbalmente la confianza que necesita para no perder la constancia que preside su trabajo en el día a día.

El jugador, abierto a todo

Consciente de que está siendo seguido por varios clubes de España y del extranjero, Juande está deseoso de seguir demostrando sus cualidades sobre el terreno de juego. Con Chaparro sólo ha disfrutado de 130 minutos en los últimos diez partidos, aunque ha estado varios lesionado y uno sancionado. Con 21 años quiere continuidad y no estancarse en su progresión deportiva, fulgurante desde que la pasada temporada agarrara una camiseta como titular con Luis Fernández. En declaraciones a Punto Radio Sevilla (93.0 FM), Juande se mostraba abierto a cualquier opción. «Mi idea no es irme del Betis, sólo crecer aquí, pero siempre existe la posibilidad de marcharme a otro sitio y continuar creciendo», afirmaba el motrileño.

Lo que tiene claro Juande es que quiere seguir jugando y no tener que esperar siempre una oportunidad en el banquillo porque podría ver cortada su evolución. <MC2>«No pienso en salir, pero la proyección de un jugador pasa por seguir jugando», insiste el canterano heliopolitano, antes de considerar como positiva cualquier opción de vestir transitoriamente otra camiseta buscando asentarse en las categorías profesionales para alcanzar un regreso con mayores galones al equipo verdiblanco. «Si el club tiene un proyecto y ahí yo no tengo mucha participación, sé que ningún jugador es imprescindible. Quizás una cesión sería buena para el club porque yo estaría creciendo con minutos en otro sitio y así podría volver luego más rodado. Vería bien una cesión para poder regresar mejor», señalaba Juande.

Redacción

Redacción