Bartra celebra con Neymar y Cesc un gol logrado por el Barcelona ante el Granada en LaLiga 13-14 (Foto: AFP)
Bartra celebra con Neymar y Cesc un gol logrado por el Barcelona ante el Granada en LaLiga 13-14 (Foto: AFP)

El referente de la versión barcelonista de Bartra en 2013

En Heliópolis esperan que el defensa alcance el nivel que le hizo titular en su equipo y convocado con España

Por  5:38 h.

Apenas once años tenía Marc Bartra cuando ingresó en los escalafones inferiores del Barcelona. Venía de la cantera del eterno rival, el Español, terreno que también pisó en su adolescencia su amigo Cristian Tello, ahora compañero en el Betis. En la temporada 2002-03, Bartra se convirtió en uno más dentro del engranaje de La Masía. El objetivo era el mismo que el del resto, subir peldaños con paso firme. Alevín, infantil, cadete y juvenil. Bartra fue promocionando dentro del escalafón y, apenas ocho años después de su llegada al club, tuvo la oportunidad de estrenarse con el primer equipo. En la temporada 2009-10, el entonces entrenador del Barcelona, Guardiola, lo hizo debutar en un partido jugado ante el Atlético de Madrid en el que Bartra sustituyó a falta de media hora a Jeffren.

Empezó a alternar los partidos del filial con presencias cada vez más asiduas con el primer equipo. Uno de los momentos clave en su carrera llegó en la temporada 12-13. Con Vilanova al frente del vestuario, Bartra acumula minutos en partidos de las competiciones nacionales y europeas. De hecho, entra en escena en encuentros tan decisivos como la vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones ante el PSG. En la ida, Messi y Mascherano acabaron lesionados. Bartra salió al campo en lugar del defensa argentino y vivió el intenso final de un partido que acabó empate a dos. Para el compromiso de vuelta todo eran dudas. No quedaba claro quién tenía que ser el acompañante de Piqué. El técnico azulgrana se decidió por el brasileño Adriano. La apuesta inicial no salió bien. El equipo francés se puso por delante en el arranque de la segunda parte. Con la eliminatoria perdida, a media hora para terminar, se registró un doble cambio en el Barcelona. Messi, suplente de inicio por la lesión sufrida en la ida, y Bartra salieron al campo. El argentino se encargó de empezar la jugada que acabó en el empate de Pedro. El defensa, por su parte, ayudó a aguantar las llegadas de Ibrahimovic, Lucas Moura, Gameiro y Pastore. Con sufrimiento hasta el final, el Barcelona alcanzó su sexta semifinal consecutiva de la Liga de Campeones y Bartra disfrutó de una noche difícil de olvidar.

Aumentó su presencia en las alineaciones con el inicio de la temporada 13-14. Con el «Tata» Martino al frente, Bartra participó en un total de 30 encuentros entre LaLiga, la Copa del Rey y la Liga de Campeones. Vivió la cara y la cruz del fútbol en apenas unos minutos. En Mestalla, con su equipo perdiendo ante el Real Madrid por uno a cero en el asalto final copero, Bartra remató de cabeza para marcar un gran gol que significaba el momentáneo empate. Pero poco después se vio superado en la banda por la zancada de Bale. El Barcelona finiquitó a Martino y trajo a Luis Enrique. Bartra entraba y salía de las alineaciones. Sin encontrar la continuidad deseada. Una corriente de opinión en la Ciudad Condal lo veía como alternativa seria para convertirse en un referente de la defensa azulgrana por muchos años. Pero el muro levantado por Piqué y Mascherano se presentaba demasiado alto. Bartra se empezó a cansar de ser la tercera o cuarta opción.

Ya por entonces tenía el cartel de internacional. En noviembre de 2013, el seleccionador español, Vicente del Bosque, le dio la titularidad en un amistoso ante Guinea Ecuatorial. Era el único barcelonista en el once inicial. Ganó España por 1-2 y el defensa alternó con Íñigo Martínez y Sergio Ramos. Bartra siguió el Mundial de Brasil desde casa, pero volvió para tener minutos en la clasificación para el Europeo 2016. En la lista definitiva de 23 jugadores apareció el nombre de Bartra. Se tuvo que conformar con seguir el juego desde el banquillo. «Está clarísimo que es un objetivo que tengo en mente», dijo el miércoles cuando le preguntaron por la selección, ahora que faltan apenas cuatro meses para la cita de Rusia. A nivel doméstico, Bartra tiene 17 oportunidades para demostrar su estado de forma en el Betis. Son las jornadas ligueras que restan. Su objetivo, elevar la cotización tras lo ocurrido al final de su estancia en Dortmund. A sus 27 años, el defensa persigue la continuidad positiva que tanto le ha costado encontrar en su carrera.

 

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
RT @Orgullo_Nervion: Castro: “Caparrós va a estar con nosotros” https://t.co/a9nxhPA40T vía @ElTransistorOC @Orgullo_Nervion #SevillaFC - 1 día ago