Quique Setién celebra uno de los goles del Betis frente al Villarreal (Foto: AFP)
Quique Setién celebra uno de los goles del Betis frente al Villarreal (Foto: AFP)

Setién y la paciencia: “Hay que ver las cosas con perspectiva, sin analizarlas como algo sublime o un desastre”

"Hay muchas cosas que el futbolista puede mejorar pero necesita mucho tiempo, mucho tiempo", afirma el técnico

Por  23:07 h.

En el programa Heliópolis de Betis Televisión, Quique Setién respondió a la pregunta de si el Betis verdaderamente tiene potencial real para estar arriba en la tabla. Ante esto, el técnico cántabro se mostró tajante al afirmar que “el Betis, solamente por la masa social y todo lo que rodea, debería estar ahí ya desde hace ocho años. O, igual, cuando estuvo y quedó campeón la última vez, metiéndose en Champions, igual debió haberse mantenido ahí, pero bajó. Algo pasa aquí. El ‘manquepierda’ éste es por algo, supongo; no se ha dado estabilidad de cara al futuro desde hace tiempo. Un club, si haces las cosas bien, no puede jugar Champions un año y, al otro, bajar. Hay que tener cierta estabilidad. Serían otros tiempos, pero a todos les explico el caso del equipo de mi tierra, el Racing, que lleva tres años en Segunda B y no puede ascender; allí acaban de destituir al entrenador. Es también un club con ciento y pico años de historia; no tiene la masa social de éste, pero es importante. Y mira cómo estamos viviendo. Todos los clubes de España han tenido sus momentos. A ver si es ahora, que se ha asentado un presidente y quiere asentar las cosas desde arriba, que es donde hay que empezar a tener las cosas claras. Si en la cabeza no funcionan bien las cosas, en los pies, tampoco. Han organizado el club de arriba a abajo; me contrataron a mí y yo les propuse mi idea. Lorenzo (Serra Ferrer) está en la misma línea. Todos tenemos esa idea de tener tranquilidad e ir confeccionando un equipo de cara al futuro. Si pierdes o ganas dos partidos no pueden pedirte que te vayas o pensar que ya estás en Europa, porque viene la frustración después. Vamos a ver, las cosas hay que argumentarlas, sopesarlas con los demás. Ni el presidente, ni Serra ni yo somos personas caprichosas que se muevan a impulsos. Esto que tiene el club ahora hay que mantenerlo y, en la medida que lo entendamos, haremos el Betis que todo el mundo quiere. Estamos en el camino. Lo que no te puedo decir es si mañana va a pasar esto o lo otro. No tengo una varita mágica. Por ejemplo, ahora Feddal se ha roto. ¿Crees que eso no influye? Antes nos pasó con Sanabria, el delantero que mejor porcentaje de acierto tiene de LaLiga, pues marca un gol cada 90 minutos.¿Le pierdes y es lo mismo? No te pueden valorar un proyecto si no tienes en cuenta todas las cosas que ocurren; además, no compites sólo contra ti mismo, sino con un montón de equipos que pretenden lo mismo. Creo que es importante tranquilizarte, sin pensar cuando pierdes que todo es un desastre ni cuando ganas que vamos a ganar la Champions. Vamos a disfrutar del fútbol; de los jugadores; de un chaval como Loren que, de repente sale y te mete dos golazos, por lo que tenemos una gran ilusión por verlo; en definitiva, de cosas que vamos creando poco a poco que van a hacer al club más fuerte en el futuro. Soy una persona honrada, que ha venido a trabajar muchas horas, a poner toda la ilusión y el entusiasmo posible, como la gente que ha venido conmigo y la que ya estaba. Luego, podremos tener más capacidad de acertar o de equivocarnos, pero hay que valorar las cosas en su conjunto y tratar de verlas con perspectiva, sin analizarlas como algo sublime o un desastre. En el término medio iremos confeccionando un equipo que, seguramente, nos dará muchas alegrías.

Del mismo modo, el técnico verdiblanco se refirió a la opción de que el Betis pueda estar la próxima temporada en la pelea por los puestos altos de la clasificación. La pregunta llegó precedida al hecho de haber finalizado una jornada en la que sólo ganó uno de los seis primeros, mostrando la gran igualdad que impera esta temporada. Ante la suposición de que el año que viene hubiera más mimbres para que el Betis se encuentre en estas posiciones, Setién se mostró claro: “Por supuesto. Para eso trabajamos realmente. Igual que para el club, este año para mí es de conocimiento, de implantación de ideas. Sé que en el fútbol es impensable, pero cualquier empresa hace proyectos a cinco años vista. Si, al final, eso no sale, lo que le quedará al club es destituirme; mañana vendrá un entrenador e iniciará otro proyecto, pero con un año perdido, como los 10-12 anteriores que llevamos en ese club. Ahora, llegará Seedorf a La Coruña y dirá que es un proyecto de futuro, pero llevan tres esta campaña. Cuando firmas un entrenador, piensas en consolidar algo, una idea; mientras tanto, pierdes, ganas. Al final, siempre es parecido. Lo único que vale es lo del Eibar, que lleva seis años con un mismo entrenador, consolidado en Primera división, que no se vuelve loco. Saben a lo que juegan y, aunque les ha ido mal durante la primera vuelta, nadie se ha puesto nervioso allí, porque saben que son rachas. Hay equipos que tienen un poco más de paciencia y las cosas más claras que el resto, a los que les quedan los cambios permanentes“.

Además de ello, el técnico bético hizo alusión a las claves para ir creciendo como club: “Para eso tienes que acertar en las incorporaciones y en las decisiones que tomes con los jugadores que no pueden continuar, en la capacidad que tengas para acertar y en el rendimeinto de ellos sobre el campo. Así es donde vas a tener la capacidad para mejorar, y también con los matices que vayas dando al equipo y la evolución que tengas en tus decisiones y en la manera de jugar. Luego, dependerá de otros factores. Por ejemplo, el Villarreal ha vendido a un futbolista por cuarenta y pico millones de euros (Bakambu), por lo que también dependerá de la capacidad que tengas como club de contratar jugadores de nivel que, de verdad, vengan a aportar. Luego, la capacidad que tengas como club para contratar a futbolistas que vengan de jugar, futbolistas de nivel… ¿Bartra? Marc venía de no jugar; si no, no viene. En cuanto se presentó la oportunidad lo tuvimos claro, entiende perfectamente lo que hacemos, no hay que explicarle nada… Pero no todos los que hemos firmado llegan Influye también la capacidad que tengamos de firmar a futbolistas emergentes, como hacen el Villarreal o la Real Sociedad, que valen 15-20 millones de euros, que no es fácil… Pero puede que Loren valga eso dentro de unos años si siguen metiendo goles como los del otro día. O Fabián, Sanabria, Durmisi… Son apuestas que tiene que hacer el club y que pueden generarle plusvalías de cara al futuro. Luego, hay otros futbolistas que llegan maduros, hechos, y a los que se vislumbra una progresión y un rendimiento estables a partir de unos años.

Asimismo, el ex entrenador de Las Palmas hizo un llamamiento a la paciencia y a la confianza en la manera de trabajar en la que es su priemra temporada en Heliópolis, asegurando que “hay muchas cosas que el futbolista puede mejorar pero necesita mucho tiempo, mucho tiempo. Si pretendes ahora, como hemos hecho, trabajar con muchos jugadores aspectos que no les habían pedido nunca y que con nosotros saben que si no lo hacen no van a jugar, pues ves que les está constando mucho. Y muchas veces les exigimos que hagan cosas que le van a costar una barbaridad, y les comprometemos en exceso pero una cosa está en la voluntad que se ponga en aprender y otra es la capacidad para realmente dar permanentemente lo que quieres. Tenemos una manera de entender el juego, creemos que por este camino nos va a ir bien. Entendemos que los futbolistas tienen capacidad de mejora y queremos que se conviertan en mejores futbolistas. Se equivocan a veces pero es aprendizaje y progresión, pero a la larga vemos futbolistas que van rindiendo porque tienen una predisposición extraordinaria. La prueba está en Adán. Desde el principio venimos oyendo que no es ideal para jugar con los pies pero después hay muchas acciones que vemos que Adán sale jugando con el balón en los pies como lo puede hacer Ter Stegen. El día nuestro con el Barcelona Ter Stegen también se equivocó. Adán trabaja una barbaridad y todos los días está con Jon Pascua analizando las jugadas y viendo las acciones. Luego va al campo a trabajar y ha mejorado una barbaridad y ahora es muchísimo mejor portero de lo que era antes, con mucha mayor amplitud de miras. Son cosas que nos han venido muy bien ahora y de cara al futuro. Todo el mundo quiere ganar ya, pero a todo el mundo le pasa lo mismo. Somos el Betis y hay que ganar, pero no vamos a ganar porque seamos el Betis, vamos a gana si hacemos las cosas bien y tienes un poco de paciencia. Hay tantas cosas que van mejorando poco a poco a las que agarrarnos que dos tres resultados malos no tendrían que ser una piedra en el camino, porque te lo puedes cargar. No sé cuántos años lleva el Betis dando vueltas y jugando de una manera y otra con juagdores que parecían unos fenómenos y se han tenido que marchar”.

Redacción

Redacción