Lopera, en un juicio (Foto: Raúl Doblado)
Lopera, en un juicio (Foto: Raúl Doblado)

Siguiente estación: el pacto con Lopera

Ya se han producido los primeros contactos para tratar de incorporar al empresario de El Fontanal al pacto suscrito con Bitton

Por  4:55 h.

Farusa, por primera vez en la historia del Betis como sociedad anónima deportiva, no es titular de acciones del Betis. Desde 1992 hasta la fecha ha tenido a su nombre el 51,34 por ciento de las participaciones del club, un paquete mayoritario que ahora está inscrito a favor de Bitton pero bloqueado por la suspensión de sus derechos políticos en virtud del pacto suscrito con el consejo de administración por la opción de compra de la que ya informó ABC de Sevilla y que ayer confirmaron, en todos sus extremos, Ángel Haro y José Miguel López Catalán. El acuerdo con la sociedad de Luis Oliver supone dejar en fuera de juego monentáneo a Manuel Ruiz de Lopera pero todo indica que el siguiente paso será retomar el diálogo con el empresario de El Fontanal. De hecho, ya ha habido contactos entre las partes, a pesar de que Lopera haya mostrado su enojo con el acuerdo firmado a sus espaldas y de que sus abogados hayan anunciado que emprenderán acciones legales contra Bitton y el club.
Lopera tiene ante sí una disyuntiva importante. O afrontar los procesos judiciales que tiene ante sí, con la inminente sentencia del Mercantil sobre la posible suscripción irregular del 31,38 por ciento de las acciones (que si se confirma puede provoca una nueva demanda por un diez por ciento más) y el banquillo de los acusados que le espera el cinco de junio en la Audiencia Provincial en el caso que instruyó Alaya y por el que se le piden penas de cárcel y multas de diferente grado en función de si lo hace la Fiscalía o las acusaciones particulares. O pactar en las condiciones que ya negoció con Haro, Catalán y las plataformas pero atendiendo al nuevo escenario tras el pacto con Bitton, con el tope de quince millones de euros para Farusa (en virtud del acuerdo de 2010 entre las sociedades de Lopera y Oliver) y la posibilidad de que el Betis se levante, como ha hecho con el navarro, de las causas que tiene pendientes con la Justicia.
«Ha sido imposible el acuerdo con Lopera pero sí con Bitton, algo que es bueno para el Betis y los béticos. No debemos olvidar que quien le abrió las puertas del Betis a Bitton Sport fue Farusa, no hemos sido nosotros», recordaba ayer López Catalán durante la comparecencia en la que explicaron los pormenores del acuerdo, al tiempo que enviaron un mensaje directo a Lopera:«El Betis es tan grande que no queremos ni vencedores ni vencidos. Hemos tendido la mano a Lopera para buscar una solución global, pero no ha querido, ha sido imposible, así que ahora lo que queremos es que se empiece a hablar menos de plataformas, procesos judiciales y lo que debemos es hablar de fútbol. Estuvimos cerca de un acuerdo con Lopera y Bitton al mismo tiempo y no pudo ser. Ahora la situación ha cambiado. Farusa no es accionista del Betis y tenemos una situación estable. Un acuerdo con Farusa podría ser positivo. Si se produce cualquier acercamiento o toma de contacto tomaremos la decisión que creamos en ese momento que es la mejor para el Betis y los béticos».
Oliver, por su parte, tiene una estrategia diferente para tratar de atraer la atención de Lopera, que se siente traicionado por el navarro, con quien ya tenía trazado un plan de gobierno del club a aplicar en unas semanas. Los elogios integran su arma para atraer a Lopera hacia un cercano pacto que liberaría la cantidad de diez millones que ha firmado que cobraría para renunciar al 51,34 por ciento. «Está un poco enfadado. Para él es un buen acuerdo. Hace unos meses firmaba un acuerdo por siete millones y ahora se le ofrecen quince. Si entonces hubiera firmado yo lo habría hecho también. Es un buen acuerdo para él, el Betis y los béticos. Si no hay un acuerdo total el Betis nunca va a ser grande. Queremos que Lopera tenga su sitio en el club, que sea nombrado Presidente de Honor pero todo dentro de un acuerdo general. Si decide aceptar el pacto, al lío le quedarían días. Es lo más inteligente. A Lopera se le pagaría lo suyo y se le daría su sitio», señalaba Oliver en varios medios ayer.
Haro y Catalán explicaron en su comparecencia que Bitton tendrá un consejero (seguramente el hijo de Oliver) sin competencias deportivas ni relevantes y que los 300.000 euros que inicialmente se abonan por la opción de compra salen de la tesorería bética. «El Betis va a vivir un antes y un después de este pacto. Es histórico», dijo el presidente del Betis. Mientras, ambos se mostraban «sorprendidos» de la reacción de Por Nuestro Betis y Béticos por el Villamarín. En ambas plataformas existen discrepancias internas por la reacción oficial de las mismas en el comunicado conjunto. «Se salieron del acuerdo a última hora y han intentado boicotearlo. Si tienen una alternativa mejor, que la presenten en una junta y la voten los béticos», señalaban los consejeros delegados, que confirmaron que el pacto con Bitton será sometido a una futura junta de accionistas. «Hasta el viernes éramos débiles con LaLiga, con la Federación, patrocinadores, bancos, resto de clubes, jugadores, agentes y desde ahora se abre una nueva etapa», sentenciaba Catalán.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @Be_Herrero: It is urgent that foreign journos stop buying separatist propaganda. For the sake of Spanish democracy and out of respect f… - 25 mins ago