La ‘Torre Betis’ sobrepasará en ocho metros la altura del Ruiz de Lopera

Por  18:34 h.
ImageLa Gerencia de Urbanismo y el Real Betis han suscrito un acuerdo que desbloquea la operación urbanística que permitirá la construcción de dos edificios con los que se financiarán las obras de ampliación del estadio. El acuerdo establece en primer lugar que el Betis no podrá vender suelo incluido dentro de la operación y en segundo lugar prevé un «plan de etapas» que garantizará que las plusvalías que se generen se destinen sólo a la ampliación del estadio, atendiendo así a las alegaciones presentadas por los aficionados béticos.
Dicho plan de etapas, explicó el delegado de Urbanismo, Emilio Carrillo, hará que la entidad heliopolitana tendrá que iniciar la demolición y construcción del Gol Sur antes de que pueda solicitar licencia de obras para ejecutar la «Torre Betis», un edificio de planta triangular, como el escudo verdiblanco, que se ubicará entre el estadio, la calle Padre García Tejero y La Palmera donde ahora se alza el monumento a la afición. Luego, cuando se haya demolido la actual zona de Preferencia y se inicie la construcción de la nueva, la entidad verdiblanca podrá iniciar los trámites para construir el edificio Heliópolis, en la parcela entre el estadio y el barrio.
Para atender las demandas de los vecinos que reclamaban una reducción de la volumetría del citado edificio Heliópolis, el acuerdo cambia la distribución de la edificabilidad que se mantiene como estaba en el acuerdo inicial en 103.819,2 metros cuadrados. El edificio Heliópolis, cuya altura, con distintos niveles, será «bastante moderada» en palabras del delegado de Urbanismo, rebaja su edificabilidad en casi ocho mil metros cuadrados (7.9512,9), mientras que la Torre Betis gana más de 3.400 para alcanzar los 10.325 metros cuadrados, con lo que alcanzará hasta trece plantas y sobrepasará en ocho metros la altura del estadio, y el estadio tendrá 59.745 metros cuadrados, 10.045 metros cuadrados más de los que tenía utilizando espacios vacíos dentro del mismo edificios, que estaban sin calificar y pasar a tener uso lucrativo.

El uso de los nuevos edificios lo definirá la entidad verdiblanca, pero en ellos podrían ubicarse un hotel, comercios y oficinas.

Redacción

Redacción