La ingeniería financiera del Betis para llegar a los 44,5 millones

Haro y Torrecilla explican las cifras de la planificación deportiva

Por  14:02 h.

El presidente del Betis, Ángel Haro, y el director deportivo Miguel Torrecilla han comparecido hace unos minutos en rueda de prensa para hacer una valoración de la planificación deportiva del club verdiblanco durante el mercado de fichajes.

Ángel Haro ha abierto el turno de exposición para hacer un recorrido sobre los diferentes aspectos económicos de dicha planificación, aclarando que la inversión en nuevos jugadores ha sido de 19 millones de euros que se pagan en varios años, a la par que ha aclarado que el traspaso de Ndiaye fundamentalmente ha permitido un plus de tesorería que ha otorgado a la entidad la opción de acometer más fichajes.

Haro ha aclarado que a principios de verano, el total disponible para acometer fichajes era de “38 millones de euros”. “Nos parecía insuficiente para cumplir los objetivos”, ha continuado el dirigente, “debíamos llegar a 45 millones, tras mucho trabajo con la LFP hemos llegado a un límite de 44,5 millones. Deduciendo el bonus que aplica la LFP más el gasto del cuerpo técnico hemos tenido 41 millones. De 13 millones en los descartes, se han quedado en 5 millones”, lo que supone un ahorro de 8 millones. Además, 17 millones se van en el pago a los jugadores que siguen de la pasada campaña y 19 millones para los fichajes.

“Han sido meses complejos con muchos movimientos, el límite según el gasto hecho está entre el puesto 10 y el 14 en teoría aunque esto no es una excusa”. Cuestionado sobre el remanente económico que queda actualmente de cara al mercado de invierno, Haro lo ha cifrado, tras la salida de Vargas, en “700.000 ó 800.000 € salvo que haya alguna salida”, para afimar que “no tenemos en mente” acudir a dicho mercado porque “hay plantilla para el objetivo marcado”.

Posteriormente, el director deportivo Miguel Torrecilla ha realizado un recorrido por cada una de las incorporaciones de este verano, comentando el coste y la cláusula de rescisión de cada futbolista. A la pregunta de cómo se siente tras esta planificación, Torrecilla se ha mostrado “satisfecho, creo que a partir de ahora los protagonistas son los futbolistas, tengo que trabajar desde la trinchera a partir de ahora sin estar en primera línea, sabemos que hay nueve nacionalidades y hay que adaptarse pero tienen experiencia internacional, no tiene que servir de excusa nada, tenemos que seguir creciendo, del grupo anterior hay sólo 11 jugadores”.

Respecto a la salida de Vargas, Torrecilla ha explicado que “la disposición ha sido total, con su agente ha sido cordial, se le abrió un mercado para salir hace semanas pero no lo quiso atender y al final el mercado estaba cerrado y llegamos a un acuerdo de rescisión para que el jugador entre en el mercado de jugadores en paro. Siempre ha habido buena comunicación”.

Fichaje más complicado: “Todas las negociaciones han sido complicadas, independientemente del coste, has usado el dinero que permitían las salidas, nunca hemos usado dinero que no teníamos, cuando un jugador salía ya teníamos disponible ese dinero y a veces hemos estado al límite en algunas negociaciones”.

Renovación de Rubén Castro: “Tras mis vacaciones, hay una línea de renovaciones que acometer y en ella está la de Rubén”.

Perfil zurdo: “Tenemos extremos para esa zona aunque no sean zurdos, no son de pierna natural pero lo importante es el rendimiento que tengan en esa zona. Nahuel y Musonda pueden jugar en la izquierda, también Cejudo, Durmisi e incluso Zozulia ha tenido minutos ahí. A partir de ahí es la elección de Gustavo Poyet”.