La última promesa bética, una apuesta personal de Víctor

Por  6:30 h.

Victor, dando instrucciones a Sergio LeónSin apenas jugar con el Betis B (sólo lo ha hecho en tres ocasiones) y eclipsado desde el inicio de la temporada por Manu Gavilán, Sergio León es la nueva esperanza del beticismo. Apuesta personal de Víctor Fernández, que lo ha subido directamente desde el tercer equipo (como Jorge Valdano hizo con Raúl en su momento), el de Palma del Río cogió el sábado el testigo de Cañas, último canterano en debutar (la temporada pasada ante el Atlético de la mano de Nogués) con la elástica bética.

Con la mente puesta en emular a David Villa —«es una de mis grandes referencias, sigo todos sus movimientos e intento imitarle», confiesa—, este joven cordobés (21 años recién cumplidos) está viviendo un sueño. De jugar en Primera Andaluza con el tercer equipo a entrenar con sus ídolos, a los que miraba con admiración desde lejos hace sólo unos meses. Tras probar con Manu Gavilán primero y con José Antonio González después, Víctor se decantó por el de Palma, al que le ha dedicado muchos elogios de manera pública en varias ocasiones.

Tras el debut, confía en seguir contando para el técnico maño y aumentar sus minutos en Segunda. Es el último de una relación que parece reactivarse con los Álex Ortiz, Toni, Rodri y con el citado Cañas. Promesas de Los Bermejales que son realidades en el B y apuestas para el primer equipo. Israel (que debutó en 2004), Miki Roqué, Adrián, Beñat o el propio Gavilán también quieren ser de la partida. Aunque ahora el futuro se llame Sergio, se apellide León y llegue desde Palma del Río.

Puedes leer esta noticia en ABC de Sevilla