Fernando Varela y Vicente Iborra
Fernando Varela y Vicente Iborra

Varela e Iborra: el sabor de un gol ganador en el Betis-Sevilla

Los protagonistas de los últimos triunfos de Betis y Sevilla en un derbi jugado en Heliópolis tienen hueco en la memoria particular de las aficiones

Por  15:28 h.

Los muchos futbolistas que han tenido la suerte de participar en un derbi sevillano cuentan sin parar el significado tan especial que tienen las victorias ante el eterno rival. La felicidad se multiplica si, además, el triunfo del equipo se ve acompañado de un éxito particular en forma de gol. Los nombres de los autores de los tantos de la victoria suelen quedar bien grabados en la memoria colectiva de las aficiones de Betis y Sevilla. Fernando Varela y Vicente Iborra son ejemplo de ello.

En abril de 2006, el Betis apuraba la recta final de una temporada que había ido de más a menos. La expectación generada en torno a la plantilla verdiblanca se fue difuminando con el paso de las jornadas. En Heliópolis arrancaron el curso con el título de la Copa del Rey bajo el brazo y con las ilusiones depositadas en la primera participación en la Liga de Campeones. Pero el proyecto no respondió a las expectativas generadas en un principio. En el ecuador de la temporada, el Betis fue eliminado de la Copa del Rey y poco después cayó en los octavos de final de la Copa de la UEFA, competición en la que participó tras quedar eliminado en la fase de grupos de la Liga de Campeones. La trayectoria en el campeonato doméstica no era buena. Se miraba con recelo a la zona baja. Pero el equipo reaccionó. Dos empates y dos victorias consecutivas firmaron los verdiblancos antes de recibir al eterno rival en un encuentro que podía aclarar de manera definitiva el panorama. Llegó el día. Jornada 31. Lorenzo Serra Ferrer, en el banquillo bético y Juande Ramos, en el sevillista. El delantero Robert adelantó a los verdiblancos desde el punto de penalti cuando apenas se había jugado un cuarto de hora. El argentino Saviola empató pocos minutos después y al filo del descanso llegó el segundo y definitivo gol del Betis. Un despeje en la frontal del área sevillista acabó en las botas de Fernando Varela, que no desaprovechó la ocasión. «No tenía más opciones. Lo intenté y entró. Todavía lo recuerdo. Son momentos que están ahí», asegura Valera cuando ABC de Sevilla le pregunta por el significado que tiene marcar el gol decisivo en un partido de tanta emoción. «Los derbis se viven con mucha intensidad, y más si se juegan en casa», afirma el que fuera futbolista de la primera plantilla bética entre el año 2000 y 2006. El Betis no ha sido capaz de superar al Sevilla en el Benito Villamarín, precisamente, desde el día del gol de Varela. «Sería una buena señal si se cambia de protagonista», cuenta con una sonrisa el futbolista de Dos Hermanas por aquello de que «hace mucho que no conseguimos el triunfo en Heliópolis. A ver si este año tenemos suerte y se puede rematar la temporada».

Dos nombres propios del beticismo sirven de nexo entre el pasado y el presente. De la victoria verdiblanca en abril de 2006 siguen vinculados al equipo el capitán Joaquín y Serra Ferrer, entrenador entonces y ahora vicepresidente deportivo. «Lorenzo siempre ha ayudado mucho al Betis. De hecho, los mejores años se han vivido con él. Este año se ha hecho un buen trabajo de planificación y fichajes», dice Varela antes de subrayar la importancia que Joaquín, compañero de batallas que también salió de Heliópolis en el verano de 2006, tiene en el actual Betis. «Lo veo en plena juventud. Transmite mucha energía a la plantilla. Me alegro mucho».

Varela sigue desde la distancia el día a día del cuadro verdiblanco. En similares circunstancias se encuentra Vicente Iborra, que completa su primera temporada en las filas del Leicester. El valenciano se despidió del derbi sevillano a lo grande. En febrero de 2017, el equipo entonces entrenado por Jorge Sampaoli se llevó los tres puntos del Benito Villamarín en la, hasta el momento, última visita a terreno bético. Durmisi adelantó en el saque de una falta al equipo verdiblanco otorgando premio al mayor atrevimiento de los futbolistas de Víctor. Sin embargo, el tiempo de descanso hizo variar de manera notable el panorama. El defensa argentino Mercado puso el empate en el minuto 55. Y a un cuarto de hora para el final, Iborra asumió el protagonismo logrando el definitivo 1-2 anticipándose al resto de futbolistas presentes en el interior del área. «Fue difícil, sobre todo desde el plano individual, porque aquella tarde me tocó empezar en el banquillo. En la primera parte, el Betis fue muy superior a nosotros. En el descanso estaba claro que teníamos que reaccionar. Había que cambiar la imagen que estábamos dando. Afortunadamente, el equipo reaccionó», cuenta Iborra para ABC de Sevilla.

Ganar un derbi gracias a un gol anotado a poco del final se convierte en un recuerdo complicado de olvidar. «No se puede pedir más en un partido así. Tuve la suerte de disputar varios, de hacer goles, de ganarlos…Ante un derbi, lo más bonito que puede haber es ganar, sobre todo por la afición. Ahora que se acerca el partido me han llegado bastantes mensajes de aficionados que recuerdan lo ocurrido en el derbi del año pasado. Es bonito. Para mí es el mayor premio que me pueda llevar». Saltando al día de hoy, Iborra no olvida lo mucho que hay en juego desde el punto de vista clasificatorio. «En un año complicado, nuestros seguidores se merecerían la victoria. También para dar un paso en cuanto a Europa. Y si encima, el Sevilla tiene la posibilidad de ganar, quién sabe si en la última jornada tiene opciones de subir algún puesto más en la tabla».

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
RT @AFDLP: EN VÍDEO - Los mejores y peores momentos de Tomás Calero como médico del Betis https://t.co/JJAk0uc5r7 #Betis vía @JSevillano83 - 18 horas ago