Víctor Ruiz controla ante la mirada de los béticos Adán, Mandi y Álex Martínez (Foto: AFP)
Víctor Ruiz controla ante la mirada de los béticos Adán, Mandi y Álex Martínez (Foto: AFP)

Villarreal-Betis (2-0): Agotados los argumentos para defender a Poyet

Los verdiblancos no presentaron oposición alguna en El Madrigal

Por  20:29 h.
Villarreal
2
Betis
0
Sergio Asenjo; Mario, Mussachio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Samu Castillejo (Rodrigo, m. 79), Bruno, Manu Trigueros, Soriano (Cherysev, m. 73); Sansone y Bakambu (Jonathan Dos Santos, m. 66).
Adán; Piccini, Mandi, Pezzella, Álex Martínez; Petros, Jonas Martin; Cejudo, Joaquín (Álex Alegría, m. 56), Felipe Gutiérrez (Nahuel, m. 56); y Sanabria (Rubén Castro, m. 56).
1-0, M. 21: Trigueros. 2-0, m. 53: Soriano.
Vicandi Garrido (Comité Vasco). Mostró tarjeta amarilla a Cejudo y Jonas.
18826 espectadores en El Madrigal

Otra vez cruz. De nuevo les tocó a los aficionados del Betis presenciar una espantosa actuación de su equipo. El Villarreal se quedó con los tres puntos superando en todo momento a un conjunto triste, blando y sin recursos futbolísticos de peso. El Betis acaba la jornada con dos puntos de distancia sobre la zona de descenso y por delante de conjuntos como el Valencia, Deportivo de La Coruña y Leganés. A esta hora no se sabe si el consejo aguantará a Poyet las dos semanas de parón liguero o apostarán por descolgar teléfonos en busca de un sustituto para el uruguayo. Lo que sí está claro es que el terreno de juego no engaña. Ahora mismo, el Betis de Poyet está fuera de todo. Hace una semana perdió ante la peor versión del Espanyol en los últimos años y hoy ha sido incapaz de presentar oposición en Villarreal. Los jugadores han perdido la fe y el técnico anda enmarañado entre pruebas y cambios de sistema que no han servido de nada. Las derrotas se suceden y los focos señalan de manera clara a un Poyet superado por la situación.

El Betis empleó los primeros minutos del partido en tratar de mantener sus líneas juntas y lo más lejos posible de los dominios de Adán. Eso le bastó para vivir con relativa comodidad el primer cuarto de hora. Lo de mirar hacia adelante era otra batalla bien distinta. Ni un sólo acercamiento de peligro hicieron los de Poyet más allá de un remate flojo e intrascendente de Cejudo a los dos minutos. En el ecuador de la primera mitad, el Villarreal entendió que era el momento de pisar un poco el acelerador, tampoco mucho, pero lo justo para dejar atrás a un Betis que se descompuso a las primeras de cambio. Trigueros se animó desde la frontal del área y puso la pelota cerca de una escuadra. Hay quien piensa que Adán pudo hacer algo más en los goles, pero los lanzamientos llevaban velocidad y no siempre va a aparecer la mano milagrosa del madrileño.

El primer gol se llevó por delante el ya maltrecho estado anímico del Betis. El Villarreal pasó a dominar a su antojo. Aquello parecía un entrenamiento con público. Sin un rival que le agobiara, el conjunto de Fran Escribá se lanzó a por el segundo para cerrar la tarde y no tener que sudar más de la cuenta. Tuvo sus opciones antes del descanso pero no amplió su ventaja hasta recién iniciada la segunda mitad cuando en otro lanzamiento lejano, en esta ocasión de Soriano, puso más distancia en el marcador. Poyet, como si fuera un partido de pretemporada, hizo tres cambios a la vez. Quitó a Sanabria, metió a Álex Alegría en punta y a Rubén Castro partiendo desde la banda izquierda. De nada sirvió. Bakambú fue el que estuvo cerca de poner el tercero pero Adán se interpuso en su camino en dos ocasiones. El Villarreal se conformó con gestionar la ventaja y los béticos lo agradecieron. Nueva derrota de un equipo que va a la deriva.

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes de ABC
Mariano se ejercita con el grupo https://t.co/ly6WNBYv4D vía @Orgullo_Nervion @Jaime_Parejo #SevillaFC - 2 días ago