Visita al estadio del subdelegado del Gobierno y la Policia Nacional

Por  12:18 h.

Superado el choque de ayer, empieza el derbi, y esta vez tendrá una mayor carga emocional y estará rodeado de una tensión mucho más peligrosa, aunque parezca increíble.

Se han disputado ya dos partidos de eterna rivalidad en el último mes y el único incidente registrado, y esto resulta más chocante aún, se dio en el palco del estadio Ruiz de Lopera y estuvo protagonizado por dirigentes de ambos clubes. El comportamiento de los futbolistas y de los aficionados fue ejemplar en los dos casos, pero la colisión que se produjo entre la delegación sevillista y el consejo bético el pasado día 10 ha encendido los ánimosy esto ha alertado a las autoridades.

El Betis mantiene su decisión de no permitir el acceso al palco de su estadio a José María del Nido y José Castro, presidente y vicepresidente del Sevilla, respectivamente, contraviniendo la normativa vigente de la Federación Española de Fútbol y de la Liga de Fútbol Profesional, algo que ambos organismos y varias instituciones han recordado al Betis una y otra vez en los últimos días.

El primer conflicto, no obstante, puede surgir con las entradas. Betis y Sevilla llegaron a un acuerdo para intercambiar 300 localidades para ambos partidos, pero ocurre ahora que la grada acotadadel estadio Ruiz de Lopera que se reserva para los aficionados del equipo visitante está inutilizada por los destrozos que, según el propio Betis, causaron en ella los hinchas sevillistas hace dos semanas.Esa grada será examinada a las diez de esta mañana por el subdelegado del Gobierno y efectivos de la Policía Nacional y posteriormente habrá que esperar acontecimientos.