José Miguel López Catalán y Ángel Haro (Foto: Rocío Ruz).
José Miguel López Catalán y Ángel Haro (Foto: Rocío Ruz).

Comienza la temporada 2016-2017

Este tramo final debe tomarse como un periodo de regalo y adelantarse a rivales para comenzar a diseñar el próximo curso
Por  14:24 h.

Lo que queda de esta temporada para el Betis puntúa para la siguiente. Así ha de tomarse el club el final de la temporada, como un período de regalo para adelantarse al resto de rivales y comenzar a diseñar la próxima campaña desde esta misma. Porque hay muchas cosas que mejorar en todos las parcelas. En la deportiva, ni nos detenemos. La limpia ya tendría que estar decidida y en marcha. Si Maciá va a la calle, cuanto antes. Si está decidido el nuevo director deportivo, ya tiene que estar aquí. Si hay ya una primera idea de quién puede ser el entrenador, a negociar desde esta misma semana. La pretemporada que se decida de forma inmediata y que se ponga como regla fundamental que toda la nueva plantilla tiene que estar cerrada antes del primer entrenamiento.

En la parcela económica, también hay que pisar fuerte ya. La licencia del Gol Sur no puede tardar más de un par de semanas. El equipo tiene que estar concienciado de que aunque el objetivo ya se ha conseguido hay que seguir ganando puntos porque en función de la clasificación tendrá mejores o peores ingresos de televisión el año que viene. Y la campaña de abonados ya tendría que estar encargada.

En el terreno judicial es obligatorio retomar ya, sin la menor dilación, las negociaciones para llegar a un acuerdo que libere al Betis de las veleidades de los tribunales. Si se logra comenzar la siguiente temporada con el reparto accionarial claro y sin interferencias judiciales, podremos comenzar a barajar la posibilidad de que el Betis crezca y empiece a parecerse a lo que se merece.

En el apartado de la comunicación hay que trabajar sin descanso para evitar los conflictos de todos estos años explicando bien las cosas. No puede ser que aun habiendo cumplido sobradamente esta temporada el objetivo el mensaje que siguen mandando muchos sea de absoluto caos y mala gestión. Las cosas se han hecho dentro de los parámetros previstos y hay que conseguir que las disensiones en ese sentido sean por detalles, no por las grandes metas.

Y en el lado de la afición, ya hay que estar trabajando con desmayo si hace falta en dar felicidad a la gente, que para eso renueva abnegadamente su compromiso anual con el Betis y lo convierte en uno de los equipos de España con más asistencia de público al estadio, con más pinchazos televisivos y con más seguidores a domicilio. Venga, directivos béticos, no se entretengan leyendo esto, que hay mucho por hacer. Ánimo.

Alberto García Reyes

Alberto García Reyes

Adjunto al Director de ABC de Sevilla