Hablar por hablar

Por  12:04 h.

En aquel tiempo en el que las vacas eran aún más flacas, cuando Heliópolis tronaba en contra de un busto de bronce imperturbable, al caer la oscuridad, la eterna oscuridad en la que vive este Betis abisal, el autarca le cogió el teléfono al único que se lo coge cuando las cosas van mal -ser o no ser del loperismo- y le hizo una confesión salvadora: “José Ramón, haremos cinco fichajes”.

Por ahí debe estar grabado. Cinco, dijo cinco. La realidad actual, cuando aún no ha mucho de aquellos diez minutos en la morgue de Santander, es que han venido cuatro. Salvo si el entrenador se contabiliza como fichaje, que sería la primera vez, don Manuel ha vuelto a mentir. Mintió Pepe León cuando dijo que se las piraba el 30 de junio. Y mintió el máximo accionista al anunciar cinco fichajes. La propia cadena Ser tiene un programa perfecto para las palabras de Lopera: Hablar por hablar. Arengas de madrugada. Peroratas hueras en las que incluso cabe el disparate: “Si podemos ganar la Liga vamos a ir a por ella”. Lopera aguanta porque necesita tiempo. Vende lemas que sabe que son falsos para ganarle el pulso al reloj. No puede traspasar sus acciones todavía todavía. Aún hay muchos cabos que atar en los entresijos del Betis. Mejor dicho, de Incecosa, Encadesa, Tegasa… Todo es una mentira.

Cúper, con su indudable prestigio, también se suma al dislate: “No voy a descartar que este equipo vaya a ganar la Liga”. Apuesta por el discurso que se le impone desde la cima como si fuera propio. Pero en Ceuta, cuando el balón no llevaba rodando siquiera un minuto, ya estaba Ricardo recogiéndolo de la red. Hablar por hablar. Es cierto que aún no se ha cerrado el mercado de fichajes y que podría caer el quinto. Es verdad que todavía el equipo está en plena pretemporada. Todo eso es verdad. Pero también es cierto que el Betis no ha hecho nada todavía y que, por ahora, todo es hablar por hablar. Como casi siempre en Heliópolis mientras siga imperando el régimen absolutista.

Redacción

Redacción