Damiao saluda a Macià en presencia de Haro
Damiao saluda a Macià en presencia de Haro

Maciá y Haro, el Betis y los lobbys

Si el presidente echa al director deportivo estará cometiendo un error lamentable
Por  11:30 h.

Sin rodeos: si Haro echa a Maciá estará cometiendo un error lamentable. Por varias razones. En primer lugar, porque a estas alturas de la temporada el Betis está cumpliendo sus objetivos con toda tranquilidad, lo que quiere decir que la planificación deportiva ha sido correcta. En segundo lugar, porque no existe en el mundo ningún director deportivo que acierte con el cien por cien de los fichajes, por lo que no se puede medir al nuestro sólo por la contratación de Van der Vaart y Tarek, sino también por la de Musonda, Martín Montoya, Petros, Westermann, Vargas o Pezzella. En tercer lugar, porque los resultados de un director deportivo se han de medir en función del dinero del que dispone para realizar los fichajes, y todo el mundo sabe que el Betis pasa apuros económicos que le impiden, en estos momentos, aspirar a muchos nombres, no ya del segundo escalafón, sino ni siquiera del tercero. Y en cuarto lugar, porque en la situación de permanente guerra civil que vive el club sería una total exhibición de debilidad por parte del presidente atender a las exigencias de un determinado grupo de opinión. A Maciá hay que echarlo si los directivos tienen constancia empírica de que no hace bien su trabajo, pero jamás porque alguien de fuera lo reclame.

Lo que no hay que olvidar en todo esto es que quien fichó a Eduardo Maciá fue el propio Ángel Haro. Por lo tanto, si considera que el director deportivo no ha cumplido con lo que se le exigía, también estará reconociendo su error. Le honraría hacerlo. Pero éste es un momento crucial para el nuevo Betis, el de la famosa junta general del 23-D, y nada hay más recomendable en los momentos cruciales que la paz, el sosiego y la estabilidad en la toma de decisiones. Las precipitaciones son muy peligrosas. Y gobernar en función del qué dirán es un síntoma de flaqueza que, si no conviene en ningún caso, menos aún cuando se está intentando sentar las bases para aspiraciones mayores. Hagamos una reflexión tranquila y sin entornos. ¿Quién es, por cierto, el entorno del que tanto se habla? ¿Quién tiene más intención de influir en las decisiones del Betis, el lobby anti Maciá, que en su objetivo de derrocarlo critica que Musonda, siendo tan bueno, sólo sea una cesión del Chelsea, o el frente jurídico? Sea como fuere, el Betis ha de gobernarse sin presiones de fuera. Y escuchando a los que saben dentro. ¿Estamos de acuerdo en que Adán es el mejor jugador del equipo en estos momentos junto con Rubén Castro? Pues ya hemos visto lo que dice el portero: su confianza en Maciá es ciega. A ver si el presidente no toma la decisión, por tanto, cegado por las críticas de gente que, por cierto, no ha entrenado ni a equipos alevines.

Alberto García Reyes

Alberto García Reyes

Adjunto al Director de ABC de Sevilla