Béticos y sevillistas, durante el minuto de silencio (Foto: J. M. Serrano).
Béticos y sevillistas, durante el minuto de silencio (Foto: J. M. Serrano).

Para los Reyes, Real Betis

"Hoy es el día de los Reyes. Tres magos. Y el número tres, aun con las horas bajas y las medias caídas, siempre fue nuestro"
Por  12:13 h.

Sí, vale, de acuerdo, la situación es tensa. Mel no consigue que el equipo juegue con tensión dejándose las criadillas en el campo, una deficiencia que no se le puede achacar a nadie más que a él. Maciá no ha acertado con todos los fichajes. El consejo de administración está amargado por la duda. La grada está cansada de ver cómo a este Betis le gana cualquiera. Cualquiera. Incluso equipos que no pueden lamentar siquiera su planificación deportiva porque no han podido fichar a nadie y son clara y abiertamente inferiores. Los arbitrajes últimamente están siendo letales. Las lesiones nos atosigan… Que sí, que vale, que todo nos viene en contra. Pero hoy jugamos contra el Sevilla y es el día de Reyes. Si no tenemos ilusión en una coyuntura así, vayamos recogiendo los bártulos y pensando en la penuria de la siguiente temporada. Hoy no caben excusas. El Betis juega uno de esos partidos que le cambian la vida. No valen los experimentos. Hoy no. Hoy hay que salir al campo a demostrar que somos un equipo Real, que formamos parte del cortejo de la ilusión, que también sabemos regalar alegrías, que en los peores momentos siempre sacamos del baúl nuestro histórico señorío. Hoy no juegan ni Mel, ni Maciá. Juega una cultura que está muy por encima de los dos.

En esta tormenta que se nos ha venido encima hay muchos debates que afrontar. Pero no hoy. Hoy hay que demostrar por qué el Betis es Real ante un equipo que es claramente mejor en el campo, pero no es superior en el afecto de su gente. Jugamos contra un Sevilla fuerte, bien estructurado, con una inversión que multiplica varias veces la nuestra, con una organización interna encomiable y con un palmarés en los últimos años que no admite discusión. Pero también jugamos contra la otra Sevilla, sólo contra la otra Sevilla, que no es mayor ni mejor que la nuestra. Jugamos contra nuestra historia. Hoy no jugamos un partido de fútbol. Jugamos con los sentimientos de muchos béticos. Que no se olvide una cosa. Hoy es el día de los Reyes. Tres magos. Y el número tres, aun con las horas bajas y las medias caídas, siempre fue nuestro.

Alberto García Reyes

Alberto García Reyes

Adjunto al Director de ABC de Sevilla