Un grupo de jugadores del Betis inicia una sesión de entrenamiento en la ciudad deportiva (Foto: Jesús Spínola)
Un grupo de jugadores del Betis inicia una sesión de entrenamiento en la ciudad deportiva (Foto: Jesús Spínola)

Viento de Levante para el Betis

"Viva el Betis manque pierda, sí, pero no manque se arrastre"
Por  11:41 h.

El verdadero mal del Real Betis es que siempre depende del viento. Nunca gobierna su barco para lograr mantener un rumbo cierto independientemente de la dirección de las ventoleras. El Betis vive a la deriva, como una veleta, apuntando siempre hacia donde decide el destino. Es demasiadas veces un pelele en mitad de un huracán. Por eso ha llegado otra vez al final de liga con los pies en un alambre, sin un estilo cierto, sin un plan concreto, sin una forma de jugar determinada, sin una alineación perfilada, sin un entrenador indiscutible. Todo está siempre en el aire y depende más de las circunstancias ajenas que de las decisiones propias. Nada hay en Heliópolis que no esté constantemente en exposición al azar, salvo la afición, que religiosamente, milagrosamente, llena una vez tras otra el estadio amparándose en una esperanza que nunca depende sólo de nosotros mismos.

Ya está bien, por favor, ya está bien. Este sábado habrá viento de Levante en el Villamarín y nosotros tenemos las velas en harapos para poder avanzar hasta la orilla. Cuidado. Sucumbir a los aires del Este no tiene otra salida que el ahogamiento. Así que, al menos esta semana, vamos a intentar dejarnos de peleas y pleitos baratos. Vamos a coger el timón y a cruzar este temporal por nuestros santos co…razones. Al Levante hay que ganarle como decía Aragonés: por lo civil o por lo criminal. No caben más opciones. Pero dejadme decir, aunque sea como mero desahogo entre hermanos béticos, que estoy harto, muy harto, de este tipo de partidos. Que el Betis no tendría por qué estar jugándose la vida contra el colista para lograr la permanencia. Que me duele tener que vivir año tras año este tipo de angustias. Y que si ganamos, perdón, mejor dicho, cuando ganemos, porque tenemos que ganar por fuerza, hay que ponerse a trabajar de una puñetera vez para que esta miseria se quede a vivir exclusivamente en el recuerdo. Viva el Betis manque pierda, sí, pero no manque se arrastre.

Alberto García Reyes

Alberto García Reyes

Adjunto al Director de ABC de Sevilla