Poder, se puede

Por  23:41 h.

Dos goles le hizo el Mallorca al Betis en los tres primeros minutos del partido del sábado, dos goles además casi iguales que rompieron bruscamente la solidez defensiva exhibida por el equipo en las últimas semanas y dos goles que cualquier entrenador machacaría en el vídeo junto a sus jugadores, porque un error tan grave como el del primero, a los treinta segundos de juego, se puede achacar a un despiste colectivo que se produce cuando ni siquiera ha dado tiempo para entrar en el choque, pero el del segundo, un minuto y medio después e idéntico al anterior, ya no es admisible.

Dos goles, en fin, encajó el Betis el Palma en los tres primero minutos del partido y al final perdió por 2-0. ¿Qué se puede decir por lo tanto de este choque cuando ha pasado el tiempo necesario para la reflexión? Primero que el cuadro de Luis Fernández cometió esos errores que explican por qué un equipo está abajo y no arriba, y después que una vez más se comprobó que si este Betis no defiende bien lo tiene negro para ganar porque en ataque está muy, muy cortito. Pero hay algo más si se quiere tener un pensamiento positivo, y es que los futbolistas béticos comprobaron que para marcar o encajar dos goles pueden bastar tres minutos cuando en apenas unas horas jugarán media hora con el Sevilla para hacer dos tantos.

Es una razón que invita al optimismo aunque entre en conflicto con la realidad antes señalada, y es que el Betis no tiene pegada, pero siempre tendrá más posibilidades de firmar la hazaña en Getafe y de camino darle un sentido a esta temporada si en vez de salir a jugar medio derrotado lo hace pensando en esta otra gran verdad, y es que poder, se puede.

Redacción

Redacción